Rosa Mercado

Buscapié

Por Rosa Mercado
💬 0

La renuncia de Oscar

Oscar López Rivera renunció al Homenaje que se le habría de rendir en la Parada Puertorriqueña de Nueva York. La carta en la que notifica su renuncia fue publicada en New York Daily News.

Invito a quienes no la han leído que lo hagan. No todos los días tenemos la oportunidad de encontrar un escrito como ese. Este hombre sabio reconoce con humildad que la controversia generada sobre él ha desenfocado los graves problemas que nos afectan y elige declinar el honor.

Es curioso cómo se han desarrollado los acontecimientos en torno a Oscar y su liberación. Mientras estuvo confinado la lucha por su libertad nos unió. Y la cobertura mediática hacia él siempre lo desvinculó de los ataques a Frances Tauverns, en el que murieron cuatro personas, otros 50 resultaron heridos y por el que las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional se responsabilizó. Nadie fue acusado por esos hechos ocurridos en 1975.

Sin embargo, ese tono cambia tan pronto Oscar queda en absoluta libertad. Entonces comienza a darse un fenómeno extraño. Ya deja de ser un anciano inofensivo que desea ver el mar y vivir entre los suyos durante el tiempo que le quede de vida.

Ahora se ha vuelto, en virtud de artículos incendiarios, uno de ellos escrito por la viuda de una de las víctimas, en el responsable directo de esas muertes.

Llegar a semejante conclusión requiere a partes iguales ignorancia y mala voluntad.

Ignorancia, porque, si el FBI hubiese tenido un gramo de prueba que conectara a Oscar con esas muertes, le habrían acusado, procesado y ejecutado. Tuvieron 34 largos años para buscar y al final se conformaron con la “conspiración sediciosa’’, porque no había nada más.

Mala voluntad porque, ante el terror que les provoca lo que somos capaces de lograr cuando nos unimos, hay un sector que utiliza su poder económico y su lógica retorcida para fomentar el fanatismo y la intolerancia.

Vergüenza debe darles la carta de Oscar.

Otras columnas de Rosa Mercado

miércoles, 2 de octubre de 2019

Vieques

Para los residentes de Vieques es un martirio cotidiano que no le importa a nadie. Por eso se hartaron. Y decidieron hacer vivir la experiencia a la Administradora de Transporte Marítimo, escribe Rosa Mercado

💬Ver 0 comentarios