Emilio Pantojas García

Tribuna Invitada

Por Emilio Pantojas García
💬 0

La renuncia de Perelló y el liderato del PPD

Las acciones humanas tienen consecuencias e implicaciones tangibles y simbólicas. Éstas pueden ser, y usualmente son, contradictorias. En términos tangibles, la renuncia del presidente de la Cámara, Jaime Perelló establece al doctor David Bernier como líder indiscutible del PPD, aunque en el proceso haya alienado una fracción importante de su partido. Contradictoriamente, ahora el doctor Bernier deberá cargar en su papeleta el “cadáver insepulto” de Jaime Perelló. Surgen también grandes interrogantes sobre qué hará con los implicados e implicadas que seguirán saliendo de los testimonios del caso federal que aún no concluye.

Asimismo, a quienes le torcieron el brazo para retirar el apoyo a Jaime Perelló, buscarán el desquite como buenos colonizados —y malos perdedores— saboteando las elecciones. El precio inmediato de la victoria de David Bernier será el debilitamiento de la maquinaria electoral del PPD.

A nivel simbólico, no obstante, la renuncia de Perelló es una resonante victoria para un nuevo estilo de hacer política. La atrevida maniobra mediática del doctor Bernier de ofrecer su renuncia a la candidatura para gobernador si no renunciaba el presidente de la Cámara, es una movida inesperada, audaz y paradójica para los “viejos zorros” de la política partidista, desafía el cálculo político. Un analista reclamaba que los millenials (jóvenes nacidos a partir de los ochenta) estaban escribiendo un nuevo libro sobre cómo destruir un partido. Pues no, el liderato emergente del PPD está escribiendo un nuevo libro sobre cómo hacer política en la era de los medios, donde domina el homo videns (jóvenes socializados y centrados en los medios y las redes sociales), sobre los viejos y conspiradores homo sapiens.

Esta nueva forma de hacer política se mueve de los cuartos oscuros dominados por “hombres poderosos” a las redes sociales anárquicamente democráticas. Bernier no alineó sus votos ni en la Junta de Gobierno, ni en el caucus legislativo. Lanzó su reto sin aviso, luego de muchas vacilaciones, en un programa de televisión.

La movida del doctor Bernier cambia el terreno y las reglas de juego. Se trata de lo que los norteamericanos llaman un game changer. A los corruptos y chanchulleros de ambos partidos principales le han removido la alfombra, ninguno puede pisar en firme. Cómo se contrarresta a un individuo que no sólo se rige por sus principios, sino que los utiliza en los lugares y situaciones menos esperadas. Por eso al unísono los corruptos ahora quieren “cantar foul” y declarar que Bernier se salió de los límites de la cancha. Que suspenda a todos los mencionados en el juicio, reclaman hasta el absurdo.

No creo que esta movida sirva para ganar elecciones, además del cadáver de Perelló, pesan la cuestión del status, la falta de visión de país y la incógnita del manejo de la Junta. Pero ciertamente la movida sirve para dar lecciones. Si este es el nuevo estilo de hacer política, que se amarren los cinturones los viejos y viejas líderes de maquinarias, la turbulencia apenas comienza.

Otras columnas de Emilio Pantojas García

sábado, 30 de junio de 2018

Asolados y desolados

El profesor Emilio Pantojas expone que los más vulnerables son realmente ciudadanos desamparados, abandonados a su suerte por el gobierno y los “contratistas” del gobierno.

💬Ver 0 comentarios