Malu Blázquez Arsuaga

Punto de Vista

Por Malu Blázquez Arsuaga
💬 0

La resiliencia comunitaria

Es alentador ver cómo en Puerto Rico se está invirtiendo en proyectos que promueven recuperación y crecimiento a pesar de vulnerabilidades, estresores crónicos y colapsos agudos.  Después del impacto de los huracanes Irma y María, los puertorriqueños demostramos ser resilientes, las comunidades se levantaron y se unieron para atender urgencias que el gobierno no estaba atendiendo. Estas experiencias nos enseñaron muchas lecciones, incluyendo la necesidad de que las comunidades desarrollen mejores herramientas, estrategias y recursos para enfrentar sus peligros. 

Los centros comunitarios fueron una pieza clave en la recuperación de muchas comunidades. Me entusiasma ver cómo una de las recomendaciones prioritarias del Informe de ReImagina Puerto Rico de junio 2018, desarrollar centros comunitarios resilientes para mejorar la prestación de servicios durante emergencias y desastres, se está implementando alrededor de Puerto Rico con el apoyo de varias organizaciones sin fines de lucro.  

Un centro comunitario resiliente es un espacio donde se brindan servicios educativos y/o sociales a la comunidad, sin embargo, la instalación está lista para enfrentar emergencias y servir a la comunidad. Estos centros son anclas para la comunidad con características tales como: capacidad organizacional de la comunidad; programas y huertos comunitarios; un espacio seguro y accesible; energía sustentable; comunicación confiable; acceso a agua y provisiones esenciales; y planes actualizados de preparación para emergencia y continuidad de operaciones.  

Gracias al apoyo de varias organizaciones sin fines de lucro existen más de 30 centros comunitarios resilientes alrededor de la isla y muchos otros en proceso, todos contribuyendo a aumentar la resiliencia comunitaria en Puerto Rico. Ese apoyo incluye sistemas de respaldo de comunicaciones, agua, y energía (enfocados en energía renovable con baterías) y entrenamientos para poder atender la comunidad en tiempos de emergencia.  La intención de ReImagina es servir de enlace entre grupos comunitarios, organizaciones sin fines de lucro y otros para lograr desarrollar más centros comunitarios resilientes, particularmente en las comunidades vulnerables.

Recientemente, un esfuerzo colaborativo de resilientSEE-PR, ReImagina Puerto Rico, Mercy Corps. y Enterprise Community Partners, desarrolló una Guía para el Diseño de Centros Comunitarios Resilientes en Comunidades Isleñas.  Está guía está dirigida a líderes y grupos comunitarios y se puede acceder en www.reimaginapuertorico.org Busquemos la manera de que el gobierno, el sector privado, las organizaciones sin fines de lucro y los grupos comunitarios coordinen y colaboren para aumentar la resiliencia comunitaria en Puerto Rico y que este modelo pueda multiplicarse en toda la isla. 

La autora es directora ejecutiva de Reimagina Puerto Rico

Otras columnas de Malu Blázquez Arsuaga

💬Ver 0 comentarios