Domingo Emanuelli

Tribuna Invitada

Por Domingo Emanuelli
💬 0

La resistencia de Puerto Rico

Nunca antes se había visto por escrito un catálogo de tantas impropiedades, y porque no decirlo, de tanta poca vergüenza y burla hacia el ser humano como las del “chat” que desencadenó el caos en Puerto Rico. Ello causó un gran dolor social. Puerto Rico se levantó en protesta creando así una resistencia pacífica, pero vigorosa, que logró en pocos días la salida del gobernador Ricardo Rosselló Nevares. Cientos de miles de hombres y mujeres, que muy probablemente no estaban activos en la política y/o no le interesaba la misma, cuando vieron que nuestro pueblo se caía lo levantaron con dirección y resistencia.

Le corresponde ahora al liderato político del país reconocer la dirección de las señales que está enviando el pueblo. La entereza moral debe ser el elemento principal al momento de tomar decisiones que afecten a nuestro país.

Para sorpresa de todos, la asunción al poder de la gobernadora Wanda Vázquez Garced, la cual parecía de momento no contar con el apoyo del país, ha resultado ser un bálsamo. La funcionaria, quien ha indicado que no aspira a correr como gobernadora en las próximas elecciones, ha respondido prontamente a las preocupaciones del pueblo. Ha identificado los problemas de contratación y otros que aquejan al país; como el de Educación. Su mandato ha comenzado con la brújula dirigida hacia los problemas que tienen los hombres y mujeres de carne y hueso. Por eso es que en tan poco tiempo ya Puerto Rico está en disposición de darle una oportunidad para que continúe en esa dirección. Todo apunta a que ha llegado el momento de que Puerto Rico y todos los que votamos en este país, empecemos a escoger a los hombres y mujeres indistintamente de su ideología política, para dirigir los destinos de Puerto Rico. Es preferible elegir hombres y mujeres decentes que estén empeñados con el bienestar de Puerto Rico; aunque tengan diferencias ideológicas con nosotros. Se trata pues de levantar a un país que se ha caído, con dirección y resistencia.

No quiero terminar este artículo sin antes resaltar la importancia que tiene para todo Puerto Rico, el que a la Calle Del Cristo se le haya denominado con el nombre de la Resistencia. No hay mejor nombre para descifrar ese movimiento de país como la palabra Resistencia. Se trató de una resistencia con voluntad, pacífica pero valiente de todos los segmentos ideológicos y generacionales del País. Que existieron diferencias y que hubo momentos de tensión, claro que sí. Pero la resistencia tuvo y tiene un valor para nuestro país porque nos enseñó varias cosas. Primero, que aunque estemos bajo la cláusula territorial de los Estados Unidos, tenemos alma, corazón y consciencia de país. Segundo, que en los momentos en que nos arrinconan contra la pared sabemos embestir con inteligencia. Una inteligencia de tal magnitud que en muy pocos países del mundo se ha logrado, como en Puerto Rico, el remover a un gobernante de forma pacífica sin una gota de sangre en tan poco tiempo. Ese evento es histórico y nos acompañará a todos y a todas por el resto de nuestras vidas al igual que acompañará a nuestras próximas generaciones. Por eso es tan grande ese nombre de RESISTENCIA.


Otras columnas de Domingo Emanuelli

💬Ver 0 comentarios