Edwin Ocasio Feliciano

Tribuna Invitada

Por Edwin Ocasio Feliciano
💬 0

La revolución 2.0 en Puerto Rico

Era la noche del 11 de junio de 2017 y surgía en redes sociales una campaña con un vaso rojo para instar a la abstención electoral. Eventualmente, derrotó una millonaria campaña a favor de la estadidad e impulsada por el gobierno de turno en medios tradicionales. Era otra clara muestra de que la comunicación política había cambiado. Ahora, a través de la internet, el pueblo era capaz de hacer frente al gobierno.

Los medios sociales cambiaron el juego de la política puertorriqueña tradicional. El acceso a estos medios, a través de la internet, trastocó el ritmo y la dirección de la información. Hace alrededor de una década, las noticias tenían que esperar horas o días para ser publicadas. El único medio que ofrecía mayor prontitud era la radio. La existencia de pocos canales que difundían noticias resultaba de gran beneficio para los comunicadores del gobierno de la época, pues les permitía tener mayor control de la información.

Por décadas, los gobiernos acostumbrados a moldear la opinión pública, utilizaban campañas publicitarias con repetidos estribillos para realzar la imagen de los gobernantes. Un slogan, un anuncio o la declaración de un político era tomado como autoridad. Las opiniones de las personas sobre los gobiernos y otros asuntos de trascendencia eran compartidas en espacios limitados como las conversaciones personales en hogares, plazas o comercios. Lo más atrevidos se expresaban en llamadas telefónicas a los medios, en cartas o en manifestaciones. Con la llegada de la internet y los medios sociales esto cambió drásticamente. Ahora, en las redes las personas comunes toman el rol de usuarios que manejan gran cantidad de información cibernética. Sin embargo, no solo consumen información sino que de forma constante, generan contenido y lo comparten.

Esta revolución de la comunicación permite a los usuarios obtener información inmediata a la que antes no tenían acceso. Se generan conversaciones y opiniones en los medios sociales que evalúan lo que ocurre en el país al momento. Estas conversaciones se generan en todo momento y sobre todo tipo de tema. Una publicación de un usuario puede ser leído por cientos, miles o millones de personas. Muchas reaccionan al instante en comentarios en ese mismo espacio u otros.

Gracias a los medios sociales nuevas iniciativas ingresan al campo político y social. Además, tienen la capacidad de mantener vivos importantes debates o de abrir nuevos frentes de batallas sociales, como ocurrió luego del huracán María para fomentar acciones voluntarias de ciudadanos dispuestos a reconstruir vecindarios, llevar comida a damnificados o para organizarse ser entes activos en las comunidades.

Lo más importante de todo es que hoy cada usuario, como usted que me lee, es una pieza clave en la discusión de los asuntos de relevancia del país. La revolución político social puertorriqueña 2.0 está en pleno desarrollo.  Ahora la información está en manos de los usuarios y la información es poder.

💬Ver 0 comentarios