Janice López Muñoz

Punto de vista

Por Janice López Muñoz
💬 0

La salud alimentaria en una emergencia

Cada vez es más frecuente que más personas resulten afectadas por una emergencia meteorológica. Y como las emergencias ocurren cuando menos uno espera, es importante estar preparados, sobre todo cuando pueden estar en riesgo nuestros alimentos. 

La pérdida de energía eléctrica puede amenazar la calidad de la comida que necesita refrigeración y el consumo de alimentos contaminados supone riesgo de enfermedades. Sin embargo, usted, su familia y su comunidad pueden beneficiarse al planificar con anticipación para que sus alimentos se mantengan seguros antes, durante y después de una emergencia. 

Por ello es recomendable tener productos comestibles que no requieren refrigeración al estar almacenados. Se sugieren aquellos que se pueden comer a temperatura ambiente o que pueden ser fácilmente calentados en una parrilla para, por ejemplo, asar al aire libre.

Se recomienda tener disponibles alimentos no perecederos, preferiblemente en cajas o enlatados como leche, agua y conservas. También fórmulas para bebés listas para usar y alimentos para mascotas.

Mantenga a la mano un abridor de latas, un termómetro para electrodomésticos, y un termómetro para alimentos. Un termómetro para electrodomésticos le ayudará a saber si el alimento se mantiene a temperatura segura. 

Después de situaciones de emergencia con la falta de energía eléctrica, puede ser difícil mantener seguros los artículos perecederos. Las carnes, las aves, los pescados y los huevos refrigerados deben conservarse a una temperatura de 40 grados Fahrenheit o menos y los alimentos congelados de 0 grados F o menos.

En una situación de emergencia nunca pruebe los alimentos para determinar si son seguros para consumir. Ante la duda, deséchelos Las bacterias causan enfermedades y crecen rápidamente en la “zona de peligro”, cuando hay temperaturas entre 40°F y 140°F. Lo peligroso es que no afectan generalmente el sabor, olor, o la apariencia de los alimentos. 

Si al revisar su plan de emergencias familiar tiene dudas o preguntas acerca de la seguridad de sus alimentos, recomendamos que llame a la Línea de Información Sobre Carnes y Aves del USDA y hable con expertos en vivo al número 1-888-MPHotline (1-888-674-6854). Este servicio, libre de costo, está disponible de lunes a viernes de 10 a.m. a 6 p.m. hora del este, en inglés y español. 

Otras columnas de Janice López Muñoz

💬Ver 0 comentarios