Alberto Morales Aponte

Tribuna Invitada

Por Alberto Morales Aponte
💬 0

La salud mental después del golpe del huracán

Nuestra Isla del Encanto ha pasado recientemente por varios fenómenos naturales, los cuales han provocado otros efectos en cadena como inundaciones en lugares donde nunca antes ocurrían, enfermedades que no eran frecuentes, como leptospirosis, entre otras.

Sin embargo, también hay otros efectos que son menos perceptibles como lo es la salud mental. En ocasiones mostramos una sonrisa, una buena actitud e incluso cuando nos preguntan cómo nos sentimos, contestamos: “Muy bien”, “Mejor que nunca”, “Hacia delante siempre”, u otras contestaciones similares. No obstante, los sentimientos reales que pueden encontrarse detrás de esa contestación “positiva” son todo lo contrario, ya que nos podemos sentir tristes, desesperados, con coraje y frustración.

Las emociones hay que trabajarlas constantemente, ya que, si las acumulamos, en algún momento se harán evidente sus efectos en nuestro ser y ante los demás, provocando ansiedad, tristeza, desesperación, coraje, frustración y posteriormente podrían desencadenar en trastornos mentales. También, las emociones pueden manifestarse en efectos psicosomáticos, que no es más que síntomas físicos a consecuencia de un padecimiento mental, estos efectos podrían ser: dolor de cabeza, dolor de pecho, espasmos, caída de cabello, debilidad, mareos, entre otros padecimientos. Estos síntomas físicos tras un examen médico no pueden ser explicados por una enfermedad médica, ya que la verdadera causa del problema lo es la salud mental.

Es muy importante trabajar con nuestras emociones, ya que, al no verse a simple vista, no quiere decir que no estén ahí y que vayan a desaparecer como arte de magia. Algunas maneras de trabajar con las emociones, canalizándolas de manera efectiva son a través de: el ejercicio físico, técnicas de relajación (yoga, técnicas de respiración, meditación), conversar y expresarte (con personas de confianza), la escritura (escribir como te sientes, te ayudará a poder reflexionar mejor sobre tus sentimientos), realizar tareas que te distraigan y te hagan liberar la ansiedad y otras emociones que te hacen sentir mal. Todas estas actividades te pueden ayudar a liberar el estrés que diferentes situaciones te pueden provocar, sin embargo, si entiendes que no puedes llevar a cabo ninguna de estas actividades, debido a que sientes que emocionalmente no puedes, es el momento de buscar ayuda emocional, a través de un psicólogo, el cual te evaluará, te diagnosticará y te ofrecerá el tratamiento que puedas necesitar, ofreciéndote herramientas para trabajar con la situación emocional que presentes.

No dejes que las emociones negativas controlen tu vida, rompe esa cadena que te tiene esclavizado a la tristeza y el dolor, tomando acción inmediata para lograr volverte a sentir estable y feliz. Las condiciones mentales son tan o más importante que una condición médica, ya que, a consecuencia de las misma, no solo te afectarán a ti, sino a tus seres queridos, ya que ellos también se preocuparán por ti.

Otros servicios que puedes recurrir de manera gratuita, lo es la Línea de Primera Ayuda Psicosocial de ASSMCA (Línea PAS), donde puedes recibir sesiones de desahogo, consejería, orientación y coordinación de servicios de salud mental. Este programa ofrece servicios 24 horas, los siete días de la semana. No dejes para después el trabajar con tu salud mental, ya que la misma podría complicarse.

Recuerda que todo en la vida tiene solución, está en ti recibir la ayuda necesaria para ser feliz. 

Otras columnas de Alberto Morales Aponte

💬Ver 0 comentarios