Bobby García

Punto de vista

Por Bobby García
💬 0

La salud y los alimentos, una relación de gran relevancia

Muchas islas caribeñas importan entre 80 y 90% de sus alimentos y hay familias que no tienen acceso a alimentos frescos o el presupuesto para adquirirlos. Ambos hechos están atados a la inseguridad alimentaria que aflige a gran parte del Caribe, incluyendo a Puerto Rico. 

Estos temas y su relevancia en nuestra región se discutieron en el conversatorio “Addressing Health Outcomes: Sustainable, Healthy and Nutritious Food”, en el cual representé a la Fundación Triple-S y al sector de salud. Este fue uno de los asuntos tratados en dos días de reuniones en Puerto Rico organizadas por el Clinton Global Initiative (CGI) Action Network Post-Disaster Recovery.  

La Organización Mundial de la Salud reconoce la importancia de factores sociales, como la educación, transportación y seguridad alimentaria, en la salud de los países. Estos pueden determinar un 60% o más de la salud de una persona.  

La seguridad alimentaria ocurre cuando la población tiene acceso recurrente a suficientes alimentos nutritivos y asequibles. La falta de seguridad alimentaria agudiza la situación de salud de nuestra gente, cuyas condiciones crónicas más comunes están ligadas a su alimentación. Sin atender, esta realidad aumenta la carga sobre un sistema de salud que ya está frágil y que representa más del 20% del gasto público de Puerto Rico. Si también tomamos en cuenta que el 5% de los casos más severos de enfermedades crónicas representan entre un 50 a 60% del gasto de salud en Estados Unidos (una proporción similar a Puerto Rico), nos urge atender el asunto. Por eso, en Triple-S nos hemos enfocado en atender de forma prioritaria la seguridad alimentaria en Puerto Rico.

En nuestro caso, lo estamos haciendo a través del diseño de beneficios en los planes de salud que ofrecemos y de una campaña pública de concienciación llamada Alimenta tu cuerpo, Alimenta tu alma. También lo hemos hecho a través de nuestra Fundación, al apoyar la agricultura local auspiciando a World Central Kitchen y su programa Plow to Plate, que promueve la seguridad alimentaria al proveer fondos y capacitación a agricultores para impulsar la producción de alimentos y su distribución en la Isla. Desde 2018, ese programa ha otorgado $1.3 millones a más de 80 entidades. 

El intercambio de ideas con otras organizaciones locales y regionales en el conversatorio mostró que se puede hacer mucho más en Puerto Rico y el Caribe. El Banco de Alimentos continúa desarrollando programas para atender la situación alrededor de la isla y COSSAO, organización comunitaria en Utuado, tiene un proyecto multidisciplinario enfocado en su comunidad. Es imperativo buscar maneras de incrementar la producción local de alimentos, de forma que sean más accesibles a la población en general. Hay mucho por hacer y ciertamente el evento de CGI nos abrió el apetito para concienciar y actuar. 

Otras columnas de Bobby García

💬Ver 0 comentarios