Iraelia Pernas

Tribuna Invitada

Por Iraelia Pernas
💬 0

Las aseguradoras responden

Se alega que la industria de seguros no estaba preparada para atender un desastre natural como el huracán María. Nada más lejos de la realidad. La Asociación de Compañías de Seguros (Acodese) no endosa esa conclusión, pues es imposible prepararse completamente para este evento, por la magnitud y volumen de reclamaciones recibidas.

La cifra más reciente informada por la Oficina del Comisionado de Seguros alude a un total de 225,500 reclamaciones presentadas hasta mediados de enero. Si bien todos los aseguradores cuentan con planes de contingencia, que son actualizados periódicamente, no se puede razonablemente esperar que estos cuenten con un 20% de exceso de empleados, sin taller y sentados por años esperando a que pueda llegar un desastre comparable con el Huracán María.

Es imprescindible considerar, como punto de referencia, que el último desastre mayor por el que atravesó Puerto Rico, el huracán Georges, generó reclamaciones a los aseguradores que resultaron en el pago de $1,200 millones en pérdidas. El proceso de adjudicación y pago de esas reclamaciones tomó 2 años. De otra parte, luego del huracán Katrina, los aseguradores en Estados Unidos tardaron 2 años en pagar el 99% de las reclamaciones de líneas personales. Esto denota el largo proceso que requiere resolver reclamaciones luego de un desastre natural de esta magnitud.

A pesar de todos los inconvenientes que provocó el paso del huracán María en nuestro sistema eléctrico y las comunicaciones, que nos afectó a todos, según datos de la Oficina del Comisionado de Seguros, se ha pagado sobre $1,000 millones al 31 de diciembre de 2017. Esto es prácticamente la misma cantidad del huracán Georges, que tomó dos años, pero en solo 3 meses.

Un sondeo entre los socios de Acodese del sector de propiedad y contingencia reveló que, al 31 de octubre de 2017, se había pagado un total de $372,493,170, mientras, al 31 de enero de 2018, esa cifra aumentó a $991,857,997. Por lo que, en tres meses ha incrementado más del doble del pago total de reclamaciones adjudicadas. Considerando el número de reclamaciones recibidas y las cerradas, nuestros socios han resuelto el 59.8% de las reclamaciones recibidas a solo cuatro meses del paso del huracán María.

Destacamos que los aseguradores han tomado medidas para responder efectivamente y con la mayor celeridad a sus asegurados, tales como extender los días y las horas de trabajo del personal a cargo de la adjudicación y pago de los casos, y el reclutamiento de nuevo personal, incluyendo ajustadores de emergencia.

Puerto Rico cuenta con una industria de seguros que está adecuadamente capitalizada, y cuenta con los recursos para cumplir sus obligaciones y pagar a los asegurados las cantidades que corresponden de acuerdo a la cubierta de sus pólizas.

Toda la labor de adjudicar reclamaciones se realiza dentro de un marco reglamentario, ya que los aseguradores de propiedad y contingencia están estrictamente regulados por el Código de Seguros y supervisados por la Oficina del Comisionado de Seguros. No tenemos duda alguna de que, al final del día, la industria de seguros será fundamental en la recuperación del mayor desastre natural en la historia de Puerto Rico.

La autora es directora ejecutiva de la Asociación de Compañías de Seguros (Acodese).

💬Ver 0 comentarios