Gerardo Lamadrid

Buscapié

Por Gerardo Lamadrid
💬 0

Las cosas como son

Eso es Añasco, pero se llama Rincón. Vamos al Buen Café de Arecibo, en Hatillo. Se llama el Mayagüez Mall, aunque queda en Hormigueros. Y los anuncios de nuestra soda de “lima-limón” favorita: machistas y estúpidos. Hablemos claro. Las cosas como son, ¿verdad? Y por su nombre, también.

En Puerto Rico, esos axiomas se ignoran con alarmante frecuencia. El Estado Libre Asociado, ¿es libre y asociado? ¿O es colonia? La Junta de Supervisión Fiscal, ¿supervisa u ordena? El recién creado Departamento de Seguridad Pública, ¿ha manejado eficientemente la seguridad pública, ha atendido las preocupaciones del público (armas de fuego, violencia doméstica, encarcelamiento de menores)? ¿O simplemente ha sido un banco para Pesquera, una excusa bonita para despilfarrar dinero? ¿Un tape?

A los recortes les llamamos “ajustes”; a la privatización, “Alianzas Público-Privadas”; a los fracasos gubernamentales y las promesas rotas les bautizamos “culpa de la administración previa”.

Ahora, en la debacle post María, en la incertidumbre de estimados incorrectos, desesperación colectiva, malentendidos y despreciados por las entidades federales, entre letreros rotos, letras caídas, publicidad convertida en solidaridad ambigua: en esta carencia de nombres y palabras certeras y efectivas, es justo y necesario decir las cosas como son.

“Denominar es dominar,” decía Rafael Castro Pereda. Sucumbir a confianza injustificada con el gobierno y nociones patrióticas a medias no resuelve los problemas cotidianos y urgentes de los pueblos que nos negamos a nombrar: Utuado, Morovis, Loíza, Naguabo, Humacao, y tantos otros relegados al olvido desde siempre, y ahora echados a la suerte, a esperar que alguien, no sabemos bien quién, los rescate.

No se trata de consciencia histórica, ni de corrección política, ni de léxicos amplísimos (para eso nos falta mucho): se trata de decencia, de dignidad humana. No por quienes pueden leer esto, sino por los refugiados, los innombrables y abandonados.

Otras columnas de Gerardo Lamadrid

lunes, 14 de mayo de 2018

Cuerpos marginados

Gerardo Lamadrid reflexiona sobre los cuerpos marginados o la discriminación contra quienes no logran la imagen ideal mercadeada por la moda y la tiranía del maniquí

lunes, 30 de abril de 2018

Opinión sobre opinar

Gerardo Lamadrid reflexiona sobre las implicaciones de opinar y las reacciones sobre nuestros puntos de vista

lunes, 9 de abril de 2018

“Patrimonio nacional”

Gerardo Lamadrid reflexiona sobre la encrucijada isleña, las privatizaciones y las posturas en choque de los puertorriqueños

lunes, 12 de marzo de 2018

De tontos y elitistas

Gerardo Lamadrid advierte sobre la hipocresía de quienes defienden la educación y la cultura, mientras critican a los educados y cultos que no saben “llevarle el mensaje al pueblo.”

💬Ver 0 comentarios