John A. Regis

Tribuna Invitada

Por John A. Regis
💬 0

Las desventajas de la "independencia asociada"

El concepto de libre asociación no es una buena alternativa para solucionar el problema de estatus de Puerto Rico ya que no es permanente, es transitoria y está limitado por tiempo y/o la selección.

Para 1945, la Organización de las Naciones Unidas se esforzó, a través de sus Capítulos XI, XII y XIII, por proveer a cerca de 750 millones de personas, casi una tercera parte de la población mundial, que vivían en condiciones coloniales, una forma de gobierno propio no colonial. Hoy día, más de ochenta gobiernos que antes estaban clasificados como colonias se han convertido en estados con gobierno propio al alcanzar su total independencia.

El 18 de julio de 1947, a petición de la ONU y con el propósito de proveer estabilidad militar tras la Segunda Guerra Mundial en la zona del Pacifico, los Estados Unidos aceptaron la administración del “Pacific Islands Trust Territory”, el cual incluía a Micronesia, las Islas Marshall, las Islas Marianas del Norte y Palau.  

Era importante para la ONU y para los Estados Unidos, ya que en estos territorios había importantes bases militares para la protección, estabilidad y mantener la paz en la zona del Pacifico. Estos territorios estaban bajo la administración de los Estados Unidos por mandato de la ONU bajo el “Trust Territories of the Pacific Islands. Nunca han sido territorios o posesiones de los Estados Unidos, y sus habitantes no son  ciudadanos estadounidenses.

En 1986, a principios del periodo dedicado al esfuerzo descolonizador, tres de estas colonias optaron por la soberanía propia y convertirse en países independientes con un arreglo de colaboración o libre asociación con los Estados Unidos. Estos estados bajo libre asociación aceptaron unos tratados de quince años, los cuales fueron extendidos por otros 20 años finales y no renovables con unos términos económicos drásticamente reducidos. Esta reducción de asistencia económica ha sido tan devastadora, que el gobierno del estado de Hawái ha tenido que solicitar asistencia económica del gobierno federal para cubrir los gastos de asistencia como resultado del alto número de personas que huyen de las pobres condiciones económicas en los países con libre asociación.

¿Por qué la libre asociación no es una solución viable para resolver el problema de estatus de Puerto Rico?

La libre asociación es una relación temporera que ofrece un grado de asistencia, estabilidad, ayuda económica y desarrollo económico a un estado independiente con el propósito de ayudarlo en una transición hacia la independencia total. En práctica es similar al “periodo de transición” que ha sido ofrecido por varias naciones a sus territorios cuando estos se integran o se separan mediante su independencia. La potencia colonial provee esta ayuda técnica, militar, económica y otras ayudas por un tiempo definitivo hasta que el nuevo país está listo para funcionar por sí solo.

La Resolución 1541 (XV) (15 de diciembre, 1960) VII (a) establece que “Libre asociación debe ser el resultado de una selección libre y voluntaria de la gente de un territorio expresado por un por un proceso claro y democrático. Debe ser uno que respete la individualidad y las características culturales del territorio y su gente, y debe mantener para la gente del territorio que está asociado con un estado independiente la libertad de modificar el estatus de este territorio bajo la expresión de su deseo por medios democráticos y por procesos constitucionales”.

Una nación en libre asociación tiene su propia soberanía irreversible y, según establecido por la ONU y las leyes de los Estados Unidos, no es una formula permanente y puede estar sujeta a cambios. Si el pacto de libre asociación y los Estados Unidos tiene un límite de tiempo, o está sujeto a cambio por cualquiera de las partes, debemos claramente concluir que al finalizar el periodo del tratado de asistencia, lo que quedaría sería la soberanía propia de un país totalmente independiente. Una mejor descripción de este arreglo sería “Independencia Asociada”, ya que esta sería independiente y estaría temporalmente asociada a los Estados Unidos.

Un futuro estatus permanente es el legado que le pasaremos a futuras generaciones. Todos debemos ser extremadamente responsables al estudiar, considerar y seleccionar un buen y excelente estatus permanente, no solo para nosotros, sino para el futuro de nuestros hijos. 

Otras columnas de John A. Regis

martes, 4 de septiembre de 2018

El legado de McCain

John A. Regis, presidente de Puerto Rico-USA Foundation, destaca las contribuciones del fallecido senador republicano

💬Ver 0 comentarios