Marileny Lugo Cacho

Punto de vista

Por Marileny Lugo Cacho
💬 0

Las farmacéuticas avanzan en la lucha contra el COVID-19

La industria farmacéutica ha sido castigada en los pasados años, especialmente en Estados Unidos, por el debate relativo a los precios y la efectividad de algunos productos, mas ha seguido avanzando en el campo de la innovación y la biotecnología. La crisis del coronavirus la ha lanzado al reto del siglo para lograr una vacuna y tratamientos que pongan fin a la pandemia del COVID-19.

Actualmente existen más de 160 vacunas potenciales en desarrollo, de las cuales 10 están ya en ensayos clínicos en humanos. También hay más de 240 agentes terapéuticos que podrían convertirse en medicamentos para tratar el COVID-19, algunos de los cuales son medicamentos existentes bajo reevaluación y muchos nuevos en fase de ensayos clínicos.

Esta carrera mundial impulsada por una saludable competencia y la cooperación en muchos casos, la llevan a cabo 80 equipos de trabajo financiados por farmacéuticas, gobiernos y organizaciones no gubernamentales, poniendo a países de todo el mundo a investigar diferentes tecnologías de vacunas, según la organización mundial Gavi, The Vaccine Alliance.

El segmento industrial de las ciencias vivas ha sido capaz de dar rienda suelta a todo su potencial innovador en la actual crisis, declaró recientemente la firma global Ernest & Young (EY). Según esta, en poco tiempo, las farmacéuticas lograron realizar 700 pruebas a principios de este mes y algunas pasaron al mercado.

Aunque todavía queda un largo camino por recorrer lo cierto es que la industria asumió un gran riesgo invirtiendo millones de dólares en investigación y pruebas clínicas en corto tiempo. 

A modo de ejemplo, Gilead, la empresa que desarrolló el medicamento antiviral remdesivir (GS-5734), ha prometido 1.5 millones de dosis del medicamento sin costo alguno para los pacientes de COVID-19. Empresas como Johnson y Johnson, Pfizer y AbbVie, han donado entre sí más de $125 millones para socorrer en el desastre COVID-19.  Astra Zeneca se ha asociado con Oxford BioMédica para desarrollar y comercializar vacunas, potencialmente para finales de año. Y el Departamento de Salud de Estados Unidos se está asociando con compañías farmacéuticas para expandir la fabricación de medicamentos. 

El afán de lograr una vacuna lo antes posible no debe distraernos de la realidad que cualquier inoculación o medicamento tiene que primero ser seguro para todos. 

La esperanza es que podemos decir que hemos vivido para verlo, beneficiarnos y contarlo.


💬Ver 0 comentarios