Jorge Colberg Toro

Tribuna Invitada

Por Jorge Colberg Toro
💬 0

Las fortalezas y debilidades de Carmen Yulín

En unas horas, solo restará que Carmen Yulín Cruz anuncie a qué cargo aspirará porque si sus planes tienen expectativas de triunfo -a la gobernación o la comisaría residente- todos sabemos que será dentro del Partido Popular Democrático.

Conozco a Carmen Yulín hace muchos años. Para ser exacto, desde que estudiamos en la escuela intermedia y superior de la UPR, en grados distintos. Conozco, además, su trayectoria pública con sus fortalezas y debilidades.

Tiene una preparación académica impresionante, es valiente, sabe manejar los medios de comunicación y defiende sus causas con vehemencia. Sin embargo, ha tenido múltiples tropiezos causados, en su inmensa mayoría, por golpes auto-infligidos.

Uno de ellos se remonta al paso del huracán María, cuando tomó la errada decisión de inmiscuirse en el intercambio de golpes entre republicanos y demócratas en Estados Unidos. El rol de francotiradora contra Donald Trump ciertamente aumentó su reconocimiento en los medios de comunicación en Estados Unidos, pero la desangró en el escenario local.

Los 18 meses que lleva en ese ring de boxeo mediático, le ha dado fama internacional, pero la ha drenado en el electorado. El que tenga dudas, debe mirar una encuesta más rápido que ligero.

El sentimiento que reflejan los estudios científicos -incluyendo el 34% de los populares- es que la alcaldesa abandonó sus responsabilidades, delegando a un segundo plano los deberes para los cuales fue electa. Grave error.

La controversia del ausentismo es una bomba de tiempo que si no se desactiva, detonará en plena campaña. Alguien debe orientarla sobre que, no importa el cargo al que aspire, los electores evaluarán primero los resultados de su gestión pública, por encima y con mayor rigurosidad, que su rol como emisaria de Bernie Sanders. Es sentido común.

Por otro lado, los continuos ataques al PPD y al ELA han minado su fuerza dentro del Partido Popular; no por las críticas o posturas ideológicas, sino por la forma y alcance de sus palabras.

Los populares toleran discrepancias, no así amenazas de desafiliación o amagos de división. El día que Carmen Yulín amenazó con desafiliarse del PPD sino se acogía su agenda, cometió el peor error de su carrera política. No solo envió un mensaje que su agenda está por encima del partido, sino que sembró incertidumbre sobre sus lealtades futuras. Al amenazar a los populares, ignoró que ellos le confiaron sus votos para unir, no para dividir.

Cuando Miguel Hernández Agosto, Severo Colberg o Rafael “Churumba” Cordero, sacudían al PPD con sus planteamientos, los populares sabían que esas palabras venían de líderes probados a quienes había que escuchar porque a ninguno de ellos se le hubiese ocurrido jamás, tener la osadía de amenazar al pueblo popular con la desafiliación, si no se les complacía.

Por eso, si Carmen Yulín desea correr bajo la Pava, debe comenzar por demostrar lealtad institucional, poner los pies en la tierra y escuchar más a su corazón que a su ego. Aún está a tiempo.

Otras columnas de Jorge Colberg Toro

jueves, 20 de junio de 2019

Basta de usar a María de balón político

Jorge Colberg Toro indica que no fue juicioso poner a la alcaldesa hablar de la ausencia de agencias en las comunidades, cuando ella fue la funcionaria que más tiempo estuvo fuera del país después del huracán

miércoles, 12 de junio de 2019

Agenda escondida para la reelección

Jorge Colberg Toro argumenta sobre la agenda política de los acuerdos entre la Junta y el gobierno de Puerto Rico

jueves, 30 de mayo de 2019

Las apuestas: jugada certera

Jorge Colberg Toro explica las ventajas de las nuevas propuestas para expandir juegos de azar

miércoles, 22 de mayo de 2019

La tramoya de las pensiones

El exlegislador Jorge Colber describe los ajustes a las pensiones como parte de un juego político ensayado entre la JSF y el gobierno de turno

💬Ver 0 comentarios