Rosa Mercado

Buscapié

Por Rosa Mercado
💬 0

La silla del vago

Octubre toca a nuestra puerta, cargado de presagios. El color del cielo está indeciso entre el azul que anuncia la Navidad y el gris, como cenizo, de las tormentas que pasan sin entrar, conscientes de que no las necesitamos. Este octubre de elecciones nos sorprende a Dios gracias, sin el revuelo electorero de otros años.

Los partidos intentan sin éxito, avivar el fuego mojado de una contienda que solamente existe en el imaginario político-partidista. De un lado y del otro, se hacen los recuentos de los logros y de las promesas incumplidas.

En mi pueblo el alcalde se atribuye como un logro haber celebrado la carrera del pavo. Y lo anuncia por los altavoces como si la bendita carrera no se celebrara todos los años, sin importar quien ocupe la “poltrona municipal”.

Y eso de la “poltrona muncipal” tiene su encanto.

Porque es un disparate que repiten cada cuatro años.

Si consultaran el diccionario de la Real Academia Española se enterarían de que la poltrona es la silla del vago.

Pero “poltrona municipal” se escucha mejor que “alcaldía” y el que lo dice no se percata del insulto.

Y palabras en desuso como “empuñar”, regresan a los labios de los avivadores profesionales.

Esos pobres seres que, micrófono en mano, se dedican a invitar a sus correligionarios a participar del carnaval político. Arriba y abajo pasan los mismos de toda la vida, llamando a los otros a “empuñar” la bandera.

“Empuñar” es asir con el puño, y sí, las banderas pueden “empuñarse”. Lo que no pueden es “empuñetarse”, por más que un emocionado líder de barrio lo grite por los altavoces, clamando a los suyos : “empuñeta tu bandera”.

Y no. La gente no tiene ganas de empuñar banderas. Ni siquiera tienen ganas de votar. Tienen ganas de acelerar el calendario, de que las elecciones lleguen y pasen, de abrir los ojos y que octubre sea un recuerdo.

Otras columnas de Rosa Mercado

miércoles, 6 de febrero de 2019

Adiós a La Casa

La escritora Rosa Mercado reflexiona sobre la vida en la casa a cuya venta se enfrenta tras la partida de sus padres

miércoles, 2 de enero de 2019

Déjà vu

Rosa Mercado comparte el dilema reiterado que con frecuencia implican las resoluciones de año nuevo

sábado, 29 de diciembre de 2018

Diciembre

Rosa Mercado reflexiona sobre como en diciembre llegan, en estampida, los recuerdos de otras navidades, que vistas desde la añoranza nos parecieron perfectas

miércoles, 5 de diciembre de 2018

Columpios en Dallas

La escritora Rosa Mercado evoca los juegos de su niñez, a la distancia, sin la compañía de sus primas

💬Ver 0 comentarios