Silverio Pérez

Tribuna Invitada

Por Silverio Pérez
💬 0

Las miradas a Borinquen

Son muchas las miradas que se posan sobre una pequeña isla del Caribe. Cada mirada se compone de millones de fotos que son enviadas a una poderosa y complicada computadora, llamada cerebro, que las interpreta de acuerdo a su programación, cuidadosamente diseñada por las vivencias. Esa interpretación se traduce en ideas. Y las ideas, a su vez, provocan distintas miradas. Es en las ideas que se convierten en acciones que inevitablemente producen resultados, donde está la diferencia. Vemos lo que ya hemos estado acostumbrados a ver. Y, a veces, lo que queremos ver.

La mirada que lanzó Cristóbal Colón cuando llegó a nuestras playas su cerebro la interpretó, como que había llegado a la India, que era su idea, y esa mera interpretación fue suficiente para que a los naturales de estas tierras se les nombrara “indios”. Esa mirada también los vio como una civilización inferior, y como tales fueron tratados, hasta su exterminio. No fue muy distinta la mirada que sobre el Caribe echaron los poderosos del Norte a finales del siglo XIX producto de las ideas de la Doctrina Monroe –América para los americanos– y las del Destino Manifiesto –América destinada a expandirse desde el Atlántico hasta el Pacífico–, postulados de la época que justificaron los planes expansionistas estadounidenses en el mundo entero, principalmente en el Caribe.

Desde pequeños se nos ajustó el lente de nuestras miradas a lo que decía el libro escrito en 1922 por el estadounidense Paul G. Miller. Se nos enseñó que Puerto Rico era una isla pequeña, súper poblada y sin recursos naturales, destinada a depender de un tío benefactor de nombre Sam. Desde entonces nuestra mirada cruza el Atlántico y se concentra en Washington, desde donde nos definen, en todos los aspectos que la palabra aguanta.

Nos olvidamos de mirar al Caribe, o al Sur, que también existe, porque la interpretación que se nos hacía desde el Norte, de esos vecinos naturales, hacía innecesario mirarlos: pobres, con regímenes dictatoriales, sin empleo, faltos de educación, infelices. Hoy, cuando tenemos destellos de cierta racionalidad a pesar de ese Alzheimer histórico que padecemos, nos miramos al espejo y preguntamos, –como en la excelente película recién estrenada–: ¿Quién eres tú? ¿Quiénes somos? ¿Quiénes queremos ser? ¿En quiénes se han convertido nuestros vecinos del Caribe y del Sur?

Las miradas que hoy se cruzan y chocan sobre este espacio privilegiado que ocupamos llamado Puerto Rico, producen en nuestro cerebro angustia, desasosiego, ira, desesperanza. Desde una mesa rectangular el ojo de una cámara nos proyecta a siete personas cuyas miradas definen nuestro futuro. Esas miradas interpretan el país desde sus vivencias particulares. Son contables, abogados, banqueros, hombres de negocios, algunos extranjeros, esto es, ajenos a la vivencia diaria de ese Puerto Rico al que miran desde su óptica particular. Desde donde nos miran, no hay miradas entre sí. 

Hay otras miradas, las de los políticos, con la vista fija ya en el 9 de noviembre del año 2020. Todo lo que dicen y hacen lo produce esa mirada de la supervivencia política, a cualquier precio. El caos de miradas confunde: analistas pragmáticos, religiosos fundamentalistas, intelectuales encapsulados, y, sobre todo, la mirada del que busca el precio más barato de un vuelo de ida para no mirar atrás.

Hay que apostar a esa mirada que nos dimos, los unos a los otros, cuando amainaron los vientos del huracán María, y nos reconocimos como iguales en la desgracia. Cuando sobrevivimos sin que la ayuda de allá llegara. Sin que se nos interpretara la realidad que vivíamos. Otro huracán nos azota. Ojalá y nos volvamos a mirar como lo que somos.

Otras columnas de Silverio Pérez

martes, 13 de noviembre de 2018

El nacimiento del trumputismo

Silverio Pérez argumenta sobre el surgimiento del trumputismo y destaca que solo el pensamiento crítico, cuestionando nuestros paradigmas, producirá un espacio de entendimiento que nos haga avanzar para superar la crisis actual

martes, 23 de octubre de 2018

La idea en el zafacón

Silverio Pérez expone que el Partido Popular Democrático se encamina a tomar una ruta que parece conducirlo a una organización “estadoísta light” de ideología neoliberal

martes, 9 de octubre de 2018

Caballo de Troya

Silverio Pérez argumenta sobre el reto de los puertorriqueños en Estados Unidos ante el potencial de que se reconozcan como guerreros y salgan a dar la batalla por sus hermanos en la isla al participar en las elecciones congresionales del 6 de noviembre de 2018

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Decir o comunicar

Silverio Pérez argumenta sobre la necesidad de comunicación efectiva, que mueva a la acción y a la creación para avanzar en la reconstrucción de Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios