Carl Soderberg

Tribuna Invitada

Por Carl Soderberg
💬 0

La sociedad civil y las playas

Ahora que comienza el verano y muchos de nosotros frecuentaremos las playas, me parece pertinente abordar el tema del rol de la sociedad civil con la limpieza y salubridad de este activo de nuestra isla. Esto va más allá de no tirar residuos sólidos en la playa y realizar eventos para recoger la basura que muchos dejan a la vista de todos tras su baño de mar.

En columnas anteriores orienté sobre los contaminantes que arrastran las descargas pluviales, lo perjudicial que pueden ser para nuestra salud y las intervenciones de la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) en Puerto Rico con estaciones de bomba y alcantarillados pluviales.

Personalmente, pienso que tener playas limpias es una prioridad, ya que constituyen una de las pocas opciones gratuitas de recreación y esparcimiento que tiene nuestra sociedad. Por lo tanto, debemos procurar tener playas limpias para disfrutar de un baño de mar sin temor a enfermarnos. Esto es más crítico para los segmentos de la población más vulnerables: los niños, adultos mayores y las personas inmunocomprometidas, como personas con VHI/SIDA y aquellos que están recibiendo tratamiento para el cáncer.

En segundo lugar, y enfatizo este orden de prioridad, las playas limpias son un factor clave para el turismo. Uno de los pocos sectores de la economía con el potencial de crecer a pesar de la hecatombe económica que vivimos. Sin embargo, da la impresión que últimamente la importancia de las playas al sector turístico se ha relegado a un segundo lugar. Pregunto: ¿Que turista quiere viajar a un lugar con playas contaminadas? Los turistas tienen muchas opciones en el Caribe y descartarían un destino con playas contaminadas.

¿Qué podemos hacer como ciudadanos?

Llevemos el aceite usado de los automóviles y plantas generadoras de electricidad a los establecimientos donde lo compramos. Por ley tienen que recibirlo. Además, compensan su esfuerzo con un dinerito. No vierta ese aceite en la rejilla pluvial más cercana, ni en el registro sanitario.

Depositemos la basura en los zafacones y contenedores. Si están llenos o no hay uno cerca, llévelo a su casa y lo dispone en el zafacón de tu casa. Todo residuo que se arroja a la calle, cuando llueve, fluye al alcantarillado pluvial más cercano y de ahí a la playa.

Si pasea a su perro, recoja el excremento. Muchas ciudades en Europa y los Estados Unidos ya lo requieren.

Avise a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) de inmediato cuando vea un registro sanitario desbordado. La AAA está obligada por una orden de corte a atender el desborde en un tiempo específico después de advenir en conocimiento del desborde.

Retrate, o mejor grabe un vídeo, con su teléfono celular si presencia una descarga pluvial extraña. Por ejemplo, una descarga color marrón o color oscura. Definitivamente, grabe una descarga pluvial que ocurra cuando no ha llovido. Informe a la Junta de Calidad Ambiental y/o a la EPA para que investiguen el asunto.

No patrocinen negocios de comida rápida, cafeterías y restaurantes que están descargando sus aceites y grasas de cocinar al alcantarillado sanitario sin pasar por una trampa de grasa adecuada. Estas grasas y aceites tapan las líneas sanitarias, como el colesterol tapa nuestras arterias, y provocan desbordes de registros. Estos desbordes llevan a nuestras playas millones de patógenos.

Si queremos playas limpias, tenemos que hacer nuestra parte e involucrarnos. No podemos dejarlo enteramente al gobierno. Si debemos hacerle claro al gobierno que para nosotros las playas limpias son una prioridad, que exigimos que tomen las acciones necesarias y estaremos atentos a su desempeño.

Otras columnas de Carl Soderberg

jueves, 14 de marzo de 2019

El impacto de la inseguridad hídrica

El exdirector de la EPA en Puerto Rico y el Caribe, Carl Soderberg, argumenta sobre el impacto económico de la sequía ocurrida en la isla en 2015

viernes, 1 de marzo de 2019

Imperativos ambientales de la reconstrucción

Carl Soderberg declara que los escombros de la destrucción del huracán María agotaron el equivalente a dos años de capacidad en los vertederos de Puerto Rico

jueves, 14 de febrero de 2019

El huracán y la escasez de agua

Carl Soderberg expone que el huracán María siguirá pasando factura a Puerto Rico si no le da importancia a la reconstrucción de la infraestructura verde

jueves, 10 de enero de 2019

Actuemos ante la nueva realidad climática

Carl Soderberg alude a actitudes negativas que impiden obtener apoyo sólido del pueblo para implantar medidas de mitigación y adaptación ante efectos del cambio climático en Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios