Xiomara Feliberty Casiano.
💬 0

Las pandillas y la crisis humanitaria

Llamémosle S y digamos que acaba de cumplir 15 años. S es uno de los 59,692 menores que cruzaron la frontera entre México y Estados Unidos, sin compañía de un adulto, en el 2016. Los datos reportan que unos 17,512 de estos provienen de El Salvador.

Los recuerdos de S sobre el trayecto son tan oscuros como los vehículos donde se escondió para no ser atrapado por los oficiales en México. Una vez en la frontera, el coyote le señaló la dirección y, junto a otros niños, se entregó a los oficiales de migración norteamericanos. Permaneció dos meses en un centro de detención cerca de San Antonio, Texas, hasta que una prima lo “reclamó” ante las autoridades. Cruzó en un bus medio país para llegar el norte de Massachusetts. Hasta hace unos meses no sabía que tenía el océano a media hora de la casa que comparte con otras 10 personas.

S usa camisas de mangas largas bajo su uniforme para ocultar las cicatrices en sus brazos. Vivía en un barrio rural de El Salvador donde la tierra es seca y cuarteada como el polvo. Una tarde fue secuestrado en una calle fronteriza entre el dominio de dos pandillas; los Mara Salvatruchas y los 18. No puede identificar a los captores pero con 12 años ya estaba presionado a escoger un bando. Poco después la madre pagaba a un desconocido para sacarlo del país más violento de América.

En días recientes el hashtag #MS13 se popularizó luego de que el presidente Trump anunciara en un tuit que no descansaría hasta erradicar a la pandilla. Me pregunto si el presidente entiende que no se trata de un pequeño grupo. La violencia en El Salvador se ha institucionalizado y muta como una hidra con mil cabezas. Las crisis humanitarias no se resuelven con discursos llanos, tuits o planes con metodologías cuantificables. Las crisis tienen víctimas cuyos nombres dejamos de mencionar para evitar hacerles más daño.

Otras columnas de Xiomara Feliberty Casiano.

jueves, 3 de agosto de 2017

Las pandillas y la crisis humanitaria

La maestra Xiomara Felibery Casiano comenta la cruda realidad que atraviesan niños que llegan a los Estados Unidos cruzando la frontera en huida de la violencia de sus países.

jueves, 6 de julio de 2017

Un verano en Nueva Inglaterra

La maestra Xiomara Feliberty Casiano cuenta de la experiencia de un día de playa en Nueva Inglaterra, incomparable con el calor isleño.

💬Ver 0 comentarios