Luz Delia Rodríguez Ruiz

Tribuna Invitada

Por Luz Delia Rodríguez Ruiz
💬 0

Las reinas magas

“Los Tres Reyes Magos, los tres y los tres…”

La celebración del  Día de Reyes, en mi infancia y adultez, siempre ha sido un acontecimiento que me llena de ilusión. Recuerdo aquellas Navidades de 1965 cuando le pedí a los Santos Reyes Magos una cama,  porque ya no cabía en la cuna que dormía desde que nací.  

Luego de llevar a cabo el ritual del recogido de la hierba, momento de mucha alegría, me acosté temprano esperando que se manifestara la magia. Grande fue mi sorpresa cuando desperté en una hermosa cama-cuna blanca rodeada de otros regalos. Me sentía emocionada porque los Reyes Magos me habían cargado y colocado en mi nueva cama, mientras yo dormía plácidamente.  La colocaron en el mismo cuarto pequeño en el cual estaba la cuna en la cual dormía en esos momentos. La magia que se manifestó esa noche marcó para siempre mis recuerdos.  Desde entonces, creo en la ilusión de su llegada.

Conforme crecí, confirmé aún más su presencia, pero de una manera diferente. Me percaté que toda la magia que se  manifestaba en mi vida venía del corazón y las manos de Tres Reinas Magas.

Estas formaron la mujer que soy. Convirtieron la mirra, el incienso y el oro en ejemplos de fuerza, ternura y  pasión. Con estos regalos eternos he sobrevivido el viaje de la vida. Dos de ellas, al día de hoy, se fueron tras la estrella guía.

Hoy sólo me queda la Reina Maga que me infundió la pasión y la alegría por la vida. Ver cómo a pesar del tiempo y sus penurias sigue dando de sí, refuerza mi ilusión en la magia del amor y la resistencia.

Como todos y todas, sobreviví a la embestida del año que se fue.  Puedo decir que gracias a los regalos imperecederos de esas Reinas Magas he superado la prueba.

Vendrán tiempos aciagos, no nos llamemos a error, pero mi País puede contar conmigo para enfrentar cualquier reto. En cada lección aprendida, las Reinas Magas me enseñaron a no rendirme. Me consta que en cada rincón de esta Patria, hay Reinas Magas haciendo la diferencia.

A ellas también “las saludaremos con divina fe…”

Otras columnas de Luz Delia Rodríguez Ruiz

martes, 9 de enero de 2018

Las reinas magas

Luis Delia Rodríguez Ruiz destaca la fuerza y resistencia de las mentoras de su formación

💬Ver 0 comentarios