Ruth Merino

Buscapié

Por Ruth Merino
💬 0

Las terapias de conversión

Siempre es atinado hacer un poco de historia al reflexionar sobre el tema de las llamadas terapias de conversión. Y en este contexto pienso que parece mentira que hasta 1973 la Asociación Americana de Psiquiatría incluyera la homosexualidad en su “Manual de Diagnóstico de los Trastornos Mentales”.

Era considerada una enfermedad mental o una alteración de conducta y los médicos y expertos de esos años (no tan lejanos) entendían que podía curarse.

Otro dato sorprendente: la Organización Mundial de la Salud incluyó la homosexualidad en su listado de enfermedades… ¡hasta 1990!

Vale la pena señalar que la terapia de la conversión ha sido prohibida en 15 estados, así como también en Washington D.C. Además, el gobernador Jared Polis, de Colorado, se propone firmar un proyecto de ley que elimina esta práctica. El proyecto fue recientemente aprobado por el Senado de ese estado.

Pero, mientras vemos progreso aquí, nos llega desde Brunéi -oficialmente conocido como Estado de Brunéi, Morada de la Paz- una noticia escalofriante: desde este miércoles se impondrán la lapidación y los latigazos para castigar el adulterio y las prácticas homosexuales. Los culpables de robo sufrirán la amputación de manos o pies.

Esta legislación fue aprobada en el 2013, pero fue suspendida gracias a las protestas de organizaciones internacionales de derechos humanos. También hubo boicots a propiedades de Brunéi localizadas en el extranjero

Las protestas fueron oídas antes. En nombre de la inclusión, esperemos ahora ese milagro.

En Puerto Rico, afortunadamente, mediante una reciente orden ejecutiva el gobernador Ricardo Rosselló estableció claramente que este tipo de terapias, ya desacreditadas, han sido desterradas de la isla.

¡Bien por el gobernador!

La acción de Rosselló puso en evidencia la inexplicable decisión tomada por la Cámara de Representantes que no llevó a votación el proyecto de ley que las prohibía y tampoco celebró vistas públicas para oír el testimonio de personas afectadas por estas terapias.


Otras columnas de Ruth Merino

domingo, 24 de mayo de 2020

El sueño

Ruth Merino relata su afán por obtener hidroxicloroquina para detener un posible contagio de coronavirus, y su decepción ante la negativa del farmacéutico

domingo, 10 de mayo de 2020

Necesitamos transparencia real

Lo que está ocurriendo ahora, en medio de la pandemia, provee algunas pistas que aclaran el panorama en torno a las leyes que impiden la transparencia gubernamental, escribe Ruth Merino

domingo, 26 de abril de 2020

Lección de la pandemia

Si la Madre Tierra pudiera hablar, diría que por favor sigamos refugiados en nuestros hogares, escribe Ruth Merino

domingo, 12 de abril de 2020

Equilibrio y solidaridad en la pandemia

La pandemia pasará, pero no serán olvidadas las lecciones aprendidas durante estos días en que la solidaridad ha surgido como un bien social indispensable, escribe Ruth Merino

💬Ver 0 comentarios