Ada Álvarez Conde

Tribuna Invitada

Por Ada Álvarez Conde
💬 0

Las víctimas silentes de la violencia en el noviazgo

Una joven de 13 años se debate entre la vida y la muerte porque otro, el que una vez le dijo que la quería, no la quería para más nadie. La joven, que decidió romper la relación, fue quemada. La gente está consternada con las edades, pero lo que hizo que el joven la quemara tiene nombre, violencia de género y en este caso, algo de lo que pocos hablan, violencia en el noviazgo. 

A los 15 años fui yo, en un tribunal, buscando una orden de protección. Muchos, incluyendo el proceso en la Policía y Tribunales, argumentaron que eso era cosa de “chamaquitos”, me empezaron a perseguir cuando lo dejé. Desde ese entonces he dado más de 500 charlas en las escuelas. El pasado febrero, entrené personas en el tema al que le he dedicado mi vida y ofrecimos 238 charlas (en todos los municipios) en las escuelas con un impacto de 14,769 jóvenes en un mes. Un movimiento 100% sin ayuda gubernamental. El problema no ha mejorado, cada vez lo veo peor. Debemos tener una conversación de lo que el amor es y no es. Entonces, permítame dirigir su mirada a la prevención. 

En la violencia en el noviazgo, la tecnología se utiliza como herramienta para ejercer el control. Mandar fotos para comprobar que estás en un lugar o vídeo llamadas como FaceTime, mandar el “location”, los textos constantes. Te ponen en contra de tus padres, aíslan de amigos y bajan tu autoestima. La violencia sexual se caracteriza por la presión para el sexo, el “sexting” donde hay intercambio de fotos o videos y violaciones, que pasan entre novios frecuentemente porque no respetan el no y es ausente el consentimiento. Las relaciones abusivas se basan en control y poder. Los síntomas comunes de las víctimas es el miedo y la culpa.

En la medida que veamos estas noticias como normales, vamos a olvidar el rol que tiene cada ciudadano para atender la violencia de género. Desde el inicio de los debates en Puerto Rico, se argumentaba que era un asunto privado y todavía hay gente que piensa de esta manera. Es un asunto de salud pública. Afecta a todos y todas. La mirada fue puesta en el rol de los padres, específicamente la madre de la joven. Siempre se vuelve viral la explicación del crimen y no el crimen o el criminal en sí mismo. 

¿Qué hizo pensar a ese joven que ella le pertenecía? ¿Qué escuchan en la música? ¿Quién defiende a los jóvenes? ¿Y si le hubieran hablado de esto en la escuela? ¿Y si hubiera un protocolo? ¿Y si hubiera una ley? El caso es de violencia en el noviazgo, pero en ningún sitio contará como una estadística de este mal, estará bajo otros delitos.

Todos podemos hacer algo, la pregunta es qué vas a hacer tú. Si quieres saber si estás o no en una relación violenta conoce las señales o pedir una charla entra a http://violenciaenelnoviazgo.com

Las próximas víctimas de violencia domésticaestán hoy en la escuela. Hoy hay más niñas con miedo. No seamos víctimas del silencio.



Otras columnas de Ada Álvarez Conde

jueves, 11 de julio de 2019

La violencia de género en la saga del chat

La profesora Ada Álvarez condena los insultos pronunciados contra mujeres en un chat en el que participan funcionarios del gobierno y el primer ejecutivo

martes, 14 de mayo de 2019

Lágrimas de fuego

La profesora Ada Álvarez reflexiona sobre la violencia en el noviazgo a raiz del caso de Yomaira Hernández

💬Ver 0 comentarios