Lersy Boria Vizcarrondo

Punto de vista

Por Lersy Boria Vizcarrondo
💬 0

La tragedia de "María"

Tener un accidente de automóvil, siempre va ser motivo de molestia y preocupación, no importa si somos responsables o víctimas. Esa sensación puede convertirse en frustración y coraje, al conocer que un simple olvido puede excluirnos de los beneficios de la Administración de Compensaciones por Accidente de Automóviles (ACAA).

Antes que todo, es pertinente explicarles que ACAA es una Corporación Pública que administra gastos de servicios médico hospitalarios y compensaciones a las personas que sufren un accidente de automóvil. Todo conductor paga este seguro por 35 dólares en su marbete anual. ACAA no cubre los daños al vehículo, pero si a lo más importante, la vida humana. Por eso es necesario conocer todo lo que hace falta tener al día para estar cubiertos, y así evitar consecuencias mayores.

Desde que llegué a la ACAA como Directora Ejecutiva el pasado mes de enero, he encontrado situaciones que enfrentan nuestra sensibilidad como servidores públicos ante el cumplimiento de las leyes y reglas establecidas para garantizar la seguridad de todos los conductores.

Como el caso de una joven lesionada a causa de un accidente de tránsito, a la que llamaré María para proteger su identidad. Su vehículo fue impactado por un conductor que ignoró un semáforo en rojo. Ella conducía su auto con el marbete vencido. Al mal rato del accidente y el dolor de las lesiones sufridas por el impacto, se sumó la frustración al conocer que no era elegible para los beneficios de la ACAA, a pesar de haber sido la víctima.

María, desconocía que al conducir un vehículo con licencia o marbete vencido caía dentro de las exclusiones de ACAA para su cubierta. Sin embargo, el joven que ocasionó el accidente, al tener todos sus documentos en orden y cumplir con todos los requerimientos de ley, sí era elegible.

Como María, son muchas las personas que, sin saberlo, se exponen a diario a quedar excluidas de la cubierta de ACAA, en caso de un accidente de tránsito. Lo cierto es que nadie sale a la calle, pensando en que va a tener un accidente, pero todos estamos en riesgo de sufrir uno, siendo o no responsables del mismo. Ante eso, es obligación de cada conductor mantener al día su documentación, para evitar experiencias dolorosas y traumáticas, como la de María. De nada nos sirve ser responsables en la carretera, si nuestra negligencia, indiferencia u olvido, nos deja descubiertos de beneficios por los que pagamos anualmente.

Además de conducir un vehículo sin marbete o vencido al momento del accidente, otras exclusiones incluyen: no tener una licencia de conducir vigente; conducir con una licencia extranjera vigente pero no demostrar domicilio en Puerto Rico luego de 120 días en el País. También le excluye, conducir un vehículo no autorizado y sin licencia del DTOP, como los “four-tracks”, entre otros, y conducir bajo los efectos del alcohol o drogas por encima de los límites establecidos por ley. Para conocer la lista completa de exclusiones, puede visitar la página cibernética de ACAA http://www.acaa.gobierno.pr/reclamaciones/elegibilidad.

Recuerde que la responsabilidad en las carreteras, comienza mucho antes de entrar a su vehículo.

Otras columnas de Lersy Boria Vizcarrondo

💬Ver 0 comentarios