Rafelli González Cotto

Punto de Vista

Por Rafelli González Cotto
💬 0

La trampa del informe sobre el almacén de Ponce

Si usted fue uno de los que pensó que la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez Garced, entregaría el informe preparado por el Negociado de Investigaciones Especiales (NIE) sobre el mal manejo de suministros hallados en un almacén de Ponce mientras miles de hermanos puertorriqueños sufrían de hambre, sed y necesidad tras los terremotos que sacudieron la zona suroeste de la isla a principio de año, muy probablemente cayó en la trampa semántica detrás de sus más recientes expresiones públicas sobre el tema.

Este enredo quedó plasmado en un escueto comunicado de prensa que la mandataria circuló en sus redes sociales, solicitándole a la secretaria del Departamento de Justicia, Dennise Longo Quiñones, que revelase “el resultado final” de un informe “lo antes posible” porque “no debe haber razón alguna para que el pueblo no conozca en detalle el resultado de dicha investigación”.

Ese lenguaje pareció ser respuesta a los incesantes reclamos de un país cansado de la impunidad y de una prensa a la que se le entorpece su labor fiscalizadora, en detrimento de la libertad de prensa y expresión consagrada en nuestra Carta Magna. Lastimosamente, las expresiones vertidas no guardaban relación alguna al informe de 11 páginas y 5 anejos preparado por el NIE, el cual es el eje de la controversia judicial que examinará un panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones.

En otro intento más de inducir a error al pueblo puertorriqueño, la gobernadora se hizo eco de las estrategias temerarias utilizadas por sus abogados en la sala de la jueza del Tribunal de Primera Instancia, Lauracelis Roques Arroyo, quienes intentaron sin éxito hacer ver que el informe del NIE no tiene vida propia, pues depende de la investigación de Justicia para poder sobrevivir y que por ello se mantiene conectado a las máquinas del sumario fiscal, las cuales le garantizan la respiración y el flujo cardiaco por dos o tres años.

Como dice mi abuela, Vázquez Garced confunde la gimnasia con la magnesia al no distinguir la investigación “minuciosa” del NIE, la cual ella misma anunció que había sido entregada en las 48 horas que otorgó, con la pesquisa de Justicia, quien no es parte demandada en el caso. La pesquisa de Justicia es producto de los “hallazgos que sugieren inacciones u omisiones en el manejo del almacén y los suministros por algunos funcionarios” que supuestamente se desprendían del informe al que se quiere tener acceso.

Ambas citas en el párrafo anterior son las palabras de la gobernadora en comunicado de prensa del 20 de enero, las cuales fueron catalogadas como aseveraciones superfluas y temerarias por la jueza Roques Arroyo. En el Nuevo Puerto Rico ya no hay lugar para este tipo de conducta, pues la transparencia no puede ser selectiva ni invisible.

Otras columnas de Rafelli González Cotto

💬Ver 0 comentarios