Mildred Cortés

Tribuna Invitada

Por Mildred Cortés
💬 0

La UPR con un retiro ejemplar

Cualquier empleado que trabaja con compromiso y dedica los mejores años de su vida a servir al país tiene la expectativa de, tal como se le ofreció al inicio de su carrera, disfrutar del retiro. En este caso que planteo, un retiro de beneficios definidos.

Los miembros del Sistema de Retiro de la Universidad de Puerto Rico (SRUPR) estamos totalmente conscientes de que Puerto Rico está viviendo su peor crisis. La crisis no comenzó hoy, pero el SRUPR hace años comenzó a proteger su patrimonio para asegurarse de que sus empleados lo pudieran disfrutar a perpetuidad.

En la Universidad de Puerto Rico (UPR) nadie tiene pensiones “Cadillac” ya que nuestras pensiones tienen un tope salarial. Independientemente del ingreso de un empleado, cotizará de acuerdo a un tope salarial. Los que más ganan (ya sea por su área de especialidad o preparación) no necesariamente van a ver estimada su pensión de acuerdo a su ingreso, si no de acuerdo al tope que esté acogido, que es menor a su ingreso. Esto garantiza que los de mayor ingreso no capitalizarán los fondos del SRUPR.

Tampoco se puede decir que personas con ingresos más bajos lleguen en traslado de otros sistemas del gobierno que han aportado menos y al cabo de pocos o muchos años se retiren sin aportar lo que les corresponde para la pensión que tendrán. Después de un análisis actuarial esta persona a través de un plan de pago justo pagará lo que corresponde por la pensión que recibirá.

Además de lo mencionado anteriormente, la aportación patronal a los que llevan menos de 25 años y a los de nuevo ingreso se aumentó a 12%. La edad de retiro a quienes llevan menos de 25 años aumentó a 58 años de edad. Los o las viudas no reciben una pensión para la que no trabajaron. Quienes se retiran por incapacidad tienen que demostrar al SRUPR que, sin lugar a dudas, no tienen la capacidad de trabajar.

El movimiento de la cartera de inversiones es supervisado rigurosamente y con regularidad para evaluar el rendimiento de las mismas y hacer los ajustes necesarios. Lo han logrado. En el en el 2017 la cartera de inversiones de la UPR tuvo un rendimiento de 14.9%.

Nos oponemos tenazmente a que se considere reducir las pensiones. Esta decisión tendría el efecto de penalizar la excelencia administrativa. Se está enviando un mensaje equivocado. Las medidas del Sistema de Retiro de la UPR deben ser modelo para el país. En un país donde la edad promedio de su población es cada más alta, también se pretende que sea la más pobre.

A la UPR llegan profesionales de primer orden, puertorriqueños o extranjeros. Los salarios no son competitivos, pero el beneficio de retiro definido es un gran atractivo. Es inaceptable que la UPR que ha servido bien a Puerto Rico reciba un recorte desproporcionado en relación a la aportación que le hace al país.

La gran mayoría de los empleados del país que sirven en instituciones públicas o privadas fueron educados en la UPR. Quienes tienen a su cargo la toma de decisiones tienen el futuro del país en sus manos. Respeten nuestro Sistema de Retiro. El desempeño de excelencia debe ser reconocido. Lo planteado en este escrito representa el sentir de los docentes y no docentes de la UPR.

💬Ver 0 comentarios