Luis M. Baquero Rosas

Tribuna Invitada

Por Luis M. Baquero Rosas
💬 0

La UPR en busca de una respuesta

En estas últimas semanas, cada vez que los miembros de la comunidad universitaria han tenido que tomar decisiones difíciles o en contra de los intereses de algún sector se trae a la mesa la imposibilidad de dar un próximo paso para la no confrontación.

Ahora, muchos de nosotros nos preguntamos ¿no confrontación contra quién o contra qué?  En la respuesta a la pregunta ¿contra) quién?, podemos deducir las no confrontaciones entre los miembros de la universidad afectados por las decisiones, incluyendo estudiantes, empleados, profesores y otros actores que viven cautivos dentro de los portones de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Contra la esencia de lo que debe ser un centro universitario dinámico, donde se fomenta el debate de ideas, donde todos los actores sociales conviven en un micro reflejo de la sociedad puertorriqueña, donde las nuevas generaciones, representadas por la juventud a cada lado del portón puedan desarrollar su intelecto, su visión de País e insertarse a las luchas que día a día vivimos. En vez de eso, preferimos una idea falsa de no confrontación que extiende cada día el inevitable encuentro de la UPR con una realidad fuera de sus portones y de sus glorias pasadas. 

Las confrontaciones con grupos de poder político que se alternan en la administración de la UPR, con los grupos que apoyan y los que rechazan la huelga y cierre, con los rojos, los azules, los verdes, violetas, encapuchados…con todos. En respuesta a ¿contra qué? podemos deducir que la UPR no ha querido confrontación con las decisiones e instrucciones de la Junta de Control Fiscal al evitar someter su plan de presupuesto, según solicitado, y no sometido por decisiones unilaterales de los miembros de la UPR. 

Por otro lado, está el dilema de evitar confrontaciones con la realidad de encontrar unos portones cerrados y una universidad fragmentada que no tiene un plan estratégico definido y con ausencia total de solidaridad entre las unidades del sistema, con las agencias acreditadoras que le requieren su apertura, con las instituciones de ayudas federales que pueden requerir la devolución de fondos por servicios no ofrecidos y con la posibilidad de perder un semestre.  Luego de un mes cerrado buscando evitar la confrontación, deben responder ¿cómo evitan la confrontación con la realidad del País, la Junta de Control Fiscal y el impacto del cierre de la UPR? Estaremos esperando … una respuesta.

Manténgase al tanto de análisis y opiniones sobre sucesos de actualidad. Reciba por correo electrónico nuestro boletín con columnas del día. Regístrese gratis en https://newsletters.elnuevodia.com/

Otras columnas de Luis M. Baquero Rosas

💬Ver 0 comentarios