Fernando A. Cuevas Quintana

Tribuna Invitada

Por Fernando A. Cuevas Quintana
💬 0

La UPR necesita un grito de pueblo

La Middle States Commision on Higher Education informó que la Universidad de Puerto Rico (UPR) conservará su acreditación al menos por un año. En los pasados meses, el primer centro docente del país estuvo al borde de perder su acreditación, luego de que la administración no sometiera los estados financieros en la fecha estipulada por la acreditadora. 

Por años, la UPR ha sido atacada por gobiernos que buscan reducir su presupuesto y aumentar los costos por crédito, obviando la importancia de tener acceso a la educación, a pesar de que la mayor parte de los puertorriqueños se encuentra bajo el renglón de pobreza. No reconoce a la educación como un derecho, sino que la cataloga de privilegio. Olvida que no todas las personas viven bajo las mismas condiciones, en un país cuya pobreza infantil supera el 50 %.

El crédito en 2018 costaba $56.00; ahora los estudiantes pagamos $115.00. Se espera que en 2023 cueste $157.00. El plan fiscal de la UPR plantea que en cinco años la matrícula estudiantil se reducirá en casi 10,000. 

La institución centenaria necesita pronto de un pueblo que apoye las luchas que buscan proteger la educación del país. Es tiempo de reconocer a la universidad como parte importante de nuestra sociedad puertorriqueña. Que forma a grandes profesionales que dan el todo por el país, gracias a una educación de altura. Que hace aportaciones económicas importantes. Que sus investigaciones contribuyen al bienestar social del país. Que origina tecnologías únicas reconocidas a nivel mundial. Que provoca, a largo plazo, impacto positivo en la salud, cultura, ciencia, saber, economía, entre otros.

La UPR es parte de Puerto Rico y así debe ser reconocida. La educación que imparte es importante para enfrentar los grandes retos que se avecinan en la isla. La Universidad no aguanta un recorte más. Los bolsillos de los estudiantes ya tocaron fondo y muchos dejarían de estudiar ante mayores aumentos. Cuando se reconozca la importancia de nuestra universidad, el pueblo será la fuerza de su defensa. ¡La UPR necesita un grito de pueblo!

Otras columnas de Fernando A. Cuevas Quintana

viernes, 15 de marzo de 2019

Nuestra vejez invisible

Fernando A. Cuevas Quintana reflexiona sobre las condiciones de la población mayor de 65 años en la isla y reflexiona sobre el trato adecuado que merece ese creciente segmento en la isla

💬Ver 0 comentarios