Milagros Rivera Watterson

Punto de vista

Por Milagros Rivera Watterson
💬 0

La validez del miedo en la pandemia

Desde el huracán María hasta el presente nuestro país ha estado enfrentando situaciones muy difíciles que han ido escalando en intensidad y minando seriamente la capacidad  de muchas personas para enfrentarlas exitosamente. La población de los adultos mayores ha sido una de las más afectadas.

El COVID-19, ante la información destacada de que ataca más a la citada población, ha apretado el botón del pánico. A esto se le añade la recomendación largamente repetida de que no se visiten las salas de emergencia porque podrían constituir fuentes de contagio y en su lugar recomiendan consultar a su médico primario. Por ello, muchos adultos mayores perciben el COVID-19 como un peligro inminente que podría conllevar la muerte.

El miedo a la muerte, a medida que envejecemos, tiene un potencial real de convertirse en un hecho. Aunque tenemos que reconocer que la muerte es ineludible, y tarde o temprano llegará. No obstante, lo ideal es que lo aceptemos y nos preparemos. Mientras, tenemos que aprender a vivir con conciencia total de que el día de hoy es lo que tenemos, por lo que tenemos que aprovecharlo al máximo. 

Y aunque el miedo a un contagio de COVID-19 persista, no debe paralizarnos. Aunque el miedo tiene efectos diferentes en las personas, uno de los que tiene mayor consecuencia es la parálisis emocional que puede producir. Y por ejemplo causar no querer ir a un médico o a una sala de emergencias por miedo a contagiarnos.

Ese miedo ha causado que muchos adultos mayores que padecen de enfermedades crónicas como la alta presión y la diabetes hoy no se están atendiendo adecuadamente y se decompensan.

El miedo es tal que se han dado situaciones en la que una familia, ante la súbita enfermedad de su pariente, piden una ambulancia, pero cuando llega, el adulto mayor no quiere ir a la sala de emergencia. Así se expone a morir en su hogar, sin atención médica.

Sin embargo, hay médicos que han levantado su voz para advirtir sobre el peligro de estas situaciones. La verdad es que las salas de emergencia están casi vacías y en esas instalaciones se toman todas las medidas de higiene necesarias para proteger tanto a los pacientes como al personal que allí presta servicios. 

Hacemos un llamado a que las personas se orienten, que creen conciencia de que para proteger a sus adultos mayores la mejor medida es llevarlos a ser atendidos de acuerdo a su condición. No deben olvidar que personas con enfermedades crónicas corren gran riesgo si no reciben la atención médica que generalmente necesitan para mantener una vida más saludable. 

No atender esas condiciones, los pone en tanto o más peligro que contraer el COVID-19. Tener miedo a la muerte es normal, es válido, pero no podemos dejar que nos paralice. Debes actuar por tu bienestar y por los tuyos.

Otras columnas de Milagros Rivera Watterson

martes, 19 de mayo de 2020

Venceremos al virus

Todos esperamos con ansias que termine esta cuarentena, pero hacerlo requiere que sigamos respetando el protocolo instaurado. No podemos arriesgarnos a romperlo en aras de lograr la libertad, dice Milagros Rivera Watterson

martes, 21 de abril de 2020

Confinados: qué hacer mientras se toma una decisión

En lo que se ven los casos para posible excarcelación, la administración debe proceder a hacerle la prueba de COVID- 19 a toda la población penal, plantea Milagros S. Rivera Watterson

viernes, 10 de abril de 2020

La odisea de conseguir guantes

Ante la situación de que esta cuarentena va para largo, solicito que se comiencen a fabricar guantes, o que los alcaldes los consigan y los hagan llegar a la gente del pueblo, dice Milagros Rivera Watterson

martes, 24 de marzo de 2020

Urge evitar una epidemia entre la población penal

Hacemos un llamado al secretario de la Administración de Corrección y Rehabilitación para que se implante el Protocolo que evite una epidemia de COVID-19 en las cárceles, escribe Milagros Rivera Watterson

💬Ver 0 comentarios