Mayra Vélez Serrano

Tribuna Invitada

Por Mayra Vélez Serrano
💬 0

La verdadera ideología de Trump

Cuando Nikita Khrushchev llegó al poder, luego de la muerte de Vladimir Lenin, lo primero que hizo fue comenzar un proceso de Desestalinazación.  Kruschev intentaba revertir y borrar todo el legado que había dejado Stalin desde el GULAG, la purga de detractores, incluso hasta las estatuas de Stalin. Su discurso, “El culto a la personalidad y sus consecuencias”, buscaba caracterizar a Stalin como un político que lideró para sí y traicionó los principios del comunismo, del partido y el bien de su país.

De igual manera, luego que el líder de la revolución comunista en China, Mao Zedong muriera, Deng Xiaoping lanzó un proceso de DesMaozación. Mao se había afianzado también, no solo como líder político, sino como líder filosófico que a través del estudio y el comunismo, argumentaba él, había logrado entender las verdades universales. Xioaping, un reformista que sufrió la misma suerte que muchos durante la revolución cultural, entendía que las políticas de Mao fueron fatales. Aunque Xiaoping no fue tan explícito como Khrushchev, argumentaba que Mao pudo equivocarse en entender las verdades universales, y como tal, había que repensar sus políticas públicas. Xioaping quería introducir un modelo de libre mercado dentro del marco ultra-centralizado y comunista de China con el fin de insertar el país, en el mercado capitalista global.

Tanto Khrushchev y Xiaoping, tomaron el liderazgo de sus respectivos países para borrar y revertir todas las políticas y acciones que sus antecesores hicieron. Su fin era eliminar de la memoria colectiva, la idealización de un periodo caracterizado por la polarización, represión, políticas fallidas, y fatales. Ambos querían llevar a sus países por un rumbo distinto, y para hacer esto, tenían que desarticular, en la medida posible, lo que Stalin y Mao habían creado.

Hoy, las acciones de Donald Trump, solamente se pueden caracterizar como la Desobamazación de Estados Unidos. Con la más reciente noticia de que el Presidente Trump canceló las políticas de Obama de liberalización de las relaciones de Cuba y EEUU, se convirtió claro que la meta principal de Trump es borrar todo lo que el ex Presidente Obama obtuvo en sus ocho años de presidencia.

La cantidad de ordenes ejecutivas o decisiones de sus secretarios de gabinete, parecen no tener un marco ideológico claro, sino que buscan solo eliminar o revertir todo lo que hizo Obama. Podemos enumerar los logros más emblemáticos e importantes de Obama y que han sido eliminados: La eliminación del "Obamacare” sin un sustituto que sea claramente mejor que lo establecido por la pasada administración. El retiro del Acuerdo Transpacífico (TPP), ideado por Obama sin incluir a China, específicamente para socavar la creciente presencia de este gigante asiático en el mercado de la región. Añádele la decisión de Trump de retirarse del Acuerdo de París, el primer acuerdo sobre el cambio climático, donde casi todos los países del mundo-y más importante aún China e India-lograron llegar a un consenso sobre las acciones a tomar para mitigar los daños y el avance del calentamiento global.

La cantidad de decisiones ejecutivas para revertir regulaciones y políticas creadas por Obama son impresionantes.  Hasta el momento se han aprobado o puesto en efecto, sobre 15 ordenes ejecutivas, 32 decisiones a nivel departamental y 14 revisiones legislativas en solo cinco meses. Trump ha eliminado políticas de Obama que parecen políticamente irrelevantes, como la implementación de una nueva regulación sobre las etiquetas de nutrición que permitiría a las personas tomar mejores decisiones sobre su alimentación, o la eliminación de la "regla de empleo remunerado", que habría retenido la ayuda federal para estudiantes de programas vocacionales predatorios, cuyos graduados estaban terminando con más deuda que lo que podían pagar con los empleos obtenidos.

Por tanto, la Desobamazación ha consistido en remover las regulaciones y políticas impuestas por Obama sin un sustituto, lo que demuestra que no es asunto ideológico o de visión, sino uno puramente personal. No es de sorprenderse que un hombre que se encargó, sin ningún tipo de evidencia, de llevar una campaña de deslegitimación del lugar de nacimiento de Obama, busque al igual que Khrushchev y Xioaping, eliminar por completo el legado de Obama. Parece ser que el lema “Make America great again”, realmente se refería a: “Lets make America what it was before Obama”. 

Otras columnas de Mayra Vélez Serrano

miércoles, 19 de abril de 2017

Corea del Norte: un problema chino

La profesora Mayra Vélez Serrano comenta las iniciativas recientes de Donald Trump ante acciones de Corea del Norte en el añejo dilema sobre el desarme nuclear y aspectos claves como la integridad territorial e intereses económicos norcoreanos.

lunes, 10 de abril de 2017

EEUU contra Siria: ¿Y ahora qué?

La profesora Mayra Vélez Serrano, catedrática de Ciencias Políticas de la UPR, analiza el reciente bombardeo estadounidense contra Siria y la encrucijada del presidente Donald Trump, si se repite un nuevo ataque químico en ese país.

💬Ver 0 comentarios