Kenneth McClintock

Punto de vista

Por Kenneth McClintock
💬 0

La verdad sobre el Seguro Social de maestros y policías

El licenciado Omar Marrero, al ser designado recientemente como nuevo representante de la gobernadora ante la Junta de Supervisión Fiscal, anunció que la lucha por evitar recortes a las pensiones sería una de sus prioridades.  Mencionó, en particular, el impacto que tendría sobre los maestros y policías que no cotizaron, y hoy no cualifican, para beneficios del Seguro Social federal.

Esa inmensa omisión no es culpa del Seguro Social sino de Puerto Rico. En realidad, no es culpa de “Puerto Rico” sino de unas instrucciones dadas por el gobernador hace 70 años atrás para negarle el Seguro Social a los maestros y policías que representaban un alto por ciento de los empleados públicos para esa época.

Entre 1981 y 1985 colaboré con la Comisión Estadista, una organización fundada por el entonces representante José Granados para canalizar los talentos de decenas de profesionales estadistas para ofrecer cursos de estadidad por las noches y en fines de semana, tanto en San Juan como en todo Puerto Rico.

Tuve la fortuna de tener que darle pon a uno de esos talentosos profesionales cuando le tocaba dar clases de noche fuera del área metropolitana, porque él no guiaba de noche. Se trataba de don Sol Luis Descartes, el ultimo tesorero de Puerto Rico y primer secretario de Hacienda.  Durante nuestras largas horas juntos, me hizo múltiples relatos sobre la gobernación de don Luis Muñoz Marín. 

Entre los relatos, me contó de la vez que don Luis citó a su “chief of staff”, don Marcos Rigau, padre de mi amigo y exsenador, y a Sol Luis para instruirles que diseñaran un plan que no se pudiera detectar, para asegurar que los maestros y policías votaran en referéndum en contra de su ingreso al programa federal del Seguro Social. ¿Por qué? Los maestros y policías representaban como dos tercios de la nómina gubernamental. La aportación patronal que se elevaría a 2% de la nómina iba a resultar muy cara para el gobierno estatal.

Rigau y Sol Luis Descartes se dieron a la tarea de sugerir que en el futuro los maestros y policías contarían con un plan de retiro estatal más generoso que el Seguro Social federal. Los maestros y policías lo creyeron y derrotaron el Seguro Social en un referéndum, cometiendo el mayor error de sus vidas.

Casi 50 años más tarde fui autor de una ley que permitió a los policías votar otra vez, y otra vez votaron que “no”. ¡Increíble!

Setenta años después de la fatídica reunión del gobernador Muñoz Marín con dos de sus principales lugartenientes, según el relato que me hizo uno de ellos hace unos 40 años atrás, podemos decir que fue un error de Muñoz bloquear el acceso al Seguro Social y otro error el de los maestros y policías ratificar ese error con su voto.  

¡Buena suerte, mi amigo Omar!

Otras columnas de Kenneth McClintock

domingo, 10 de mayo de 2020

¡Agua!

Ante el riesgo de una nueva sequía, es tiempo de pensar en mejorar nuestros embalses, escribe Kenneth McClintock

miércoles, 1 de abril de 2020

Hoy es el Día del Censo decenal

A pesar de todos los problemas del coronavirus, saquemos unos minutos hoy 1 de abril, para recordar que si no hemos participado aún, en los próximos días tenemos el deber de participar en el Censo, escribe Kenneth D. McClintock

💬Ver 0 comentarios