Ada Álvarez Conde

Tribuna Invitada

Por Ada Álvarez Conde
💬 0

La violencia de género en la saga del chat

Los días en nuestra isla no parecen terminar con tantas notificaciones de noticias nuevas, la mayoría noticias negativas. Sin embargo, hoy quisiera resaltar el tema de la violencia de género en la nueva saga del chat de Telegram entre funcionarios de gobierno.

Mucho se discute diariamente de la violencia nuestra de cada día en la calle, pero hoy quiero brindar atención a la violencia institucional y el machismo.

Decirle “puta” a una concejal, mencionar que hubo “5 gatas” en una marcha y llamar gata a Natalie Jaresko, directora ejecutiva de la Junta de Control Fiscal, es algo que merece suma atención.

Hagamos un resumen de política pública machista en el cuatrienio. Comenzaron quitando la educación con perspectiva de género en las escuelas. Una mención de equidad fue suficiente para que no se confirmara a Ileana Aymat como Procuradora de las Mujeres y recordemos como Thomas Rivera Schatz le insistió a Julia Keleher sobre su postura con el tema de género durante el proceso de su confirmación. Luego, la Procuradora interina denuncia por acoso sexual a un jefe de agencia y es removida inmediatamente. Entonces, la sustituyeron por otra en menos de dos días. En este cuatrenio, hemos tenido casos de hostigamiento como el del ex alcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill y el caso de acoso sexual en Turismo. Mientras, en la Cámara de Representantes hubo querellas al respecto, entre otras tantas más.

Veamos ahora las cifras en la calle: 11,331 querellas de violencia doméstica (o sea 30 diarias) y el doble de asesinatos por violencia de género en el 2018. Cuando el 25 de noviembre la Colectiva Feminista hizo un llamado a un “plantón” o sea quedarse hasta que las atendieran en La Fortaleza, las dejaron plantadas. A los tres días apareció en los medios una foto a la media noche (en pijama) del gobernador en una reunión con Bad Bunny y Residente. El problema no fue la reunión, es que ahora sabemos que las protestas de mujeres son vistas por el alto funcionario como “cuatro gatas” mientras nos siguen matando.

Hasta la Procuradora de las Mujeres que nombró este gobierno, ha tenido reducciones de presupuesto (no aumento) a pesar de las cifras de incidencia creciente. Tan reciente como hace dos semanas, una mujer apareció quemada presuntamente por su ex pareja al que le radicó una orden de protección. Y ni hablar de los escándalos en donde le roban al país el 60% de nuestro presupuesto, en Educación y Salud. O sea, menos para los niños, jóvenes y los enfermos. Así que la pregunta es: ¿qué es esto? Violencia institucional y machismo en la política.

El asunto es sencillo. Si el gobierno refleja el discurso del “cortar cabezas”, hace “bullying”, comentarios homofóbicos como “la jossie” y le dice “puta” a una mujer o “cuatro gatas” a quienes querían mayor seguridad, no dudemos el por qué tenemos una sociedad de violencia y no de paz.

El ejemplo es el mejor maestro, los valores de nuestros políticos cuentan.

Cierro citando a Martin Luther King: “Necesitamos líderes que no estén enamorados del dinero, sino de la justicia, que no estén enamorados de la publicidad, sino de la humanidad”. Insultar a las mujeres es fomentar la desigualdad. Merecemos un Puerto Rico justo y equitativo.


Otras columnas de Ada Álvarez Conde

martes, 14 de mayo de 2019

Lágrimas de fuego

La profesora Ada Álvarez reflexiona sobre la violencia en el noviazgo a raiz del caso de Yomaira Hernández

💬Ver 0 comentarios