Jean Peña Payano

Tribuna Invitada

Por Jean Peña Payano
💬 0

Lealdad: indispensable para la unión permanente

“Definiendo su propia emoción, podría decir quien se sintiera poeta: el Ideal es un gesto del espíritu hacia alguna perfección”. (José Ingenieros)

El tema de la estadidad como alternativa viable de status ha sido atacado consistentemente. El poder del Congreso para admitir nuevos estados se encuentra en el Artículo IV, Sección 3, Cláusula 1 de la Constitución federal. Sorprendentemente, el tema de la admisión de nuevos estados no fue cubierto con gran importancia en  los debates de la Convención Constituyente de los Estados Unidos.

Al estudiar el proceso de admisión de otros estados, podemos destacar que el Congreso ha tomado en cuenta los recursos del territorio que aspira ser admitido, la población de dicho territorio (aunque eso fue cambiando con el aumento demográfico acelerado en la nación), han evaluado la inclinación partidista que tendría ese nuevo estado (esto retrasó, por ejemplo, la  admisión de North y South Dakota), entre otros requisitos.

Regularmente es el Congreso quien, mediante ley, establece el proceso para que el territorio celebre una Convención Constituyente a los fines de elegir a sus representantes al Congreso y su gobierno local. Por otra parte, el territorio puede motu proprio hacer una petición de anexión al Congreso. Esta última es una de las alternativas que han optado algunos de los estados como parte de su proceso político.

Ahora bien, algunas de las condiciones que se le exigieron a los territorios que deseaban ser admitidos incluían, por ejemplo, limitaciones en cuanto a cómo ese nuevo estado regularía la tierra que pertenecía a los Estados Unidos; requisitos de idioma a los miembros de su gobierno; regulaciones especificas en cuanto al Derecho de Familia. Resulta peculiar que consistentemente en Puerto Rico, algunos sectores defiendan casi a ciegas argumentos que son hijos de la irresponsabilidad histórica, al plantear que “Puerto Rico no cumple con los requisitos para ser estado. Digo esto porque cuando se estudia detalladamente el historial legislativo del proceso de los estados admitidos, salta a los ojos que se han exigido condiciones adicionales a los estados, y que estos no han sido uniformes cuando lo vemos caso a caso.

A estos efectos, veamos lo siguiente: … [L]ouisiana was required to use juries and bail in criminal cases, and to respect fundamental liberties…  Nebraska (admitted at the same time) was required to not restrict suffrage based on race. Utah was required to prohibit polygamy (Eric Biber, The Price of Admission: Causes and Effects…)

El requisito de lealtad que el Congreso impuso a algunos estados nace del  temor a tener nuevos territorios con tradiciones jurídicas, sociales, religiosas y culturales distintas al del resto de la unión. Es conocido que hoy día la composición demográfica de los Estados Unidos incluye a más de 50 millones de personas que hablan español, y existe unatendencia clara a un aumento acelerado de latinos y otros grupos de emigrantes.

Puerto Rico ha demostrado su lealtad con cada puertorriqueño que ha derramado su sangre en cada una de las guerras que los Estados Unidos han tenido desde la Primera Guerra Mundial. La lealtad manifestada por nuestros ciudadanos por más de 100 años de relación, aunque colonial, siempre ha sido luchada y avalada y hoy más que nunca por la mayoría del pueblo de Puerto Rico, según se ha reflejado en las últimas dos consultas sobre el tema. La ruta está trazada, continuemos la lucha contra la colonia.

Otras columnas de Jean Peña Payano

💬Ver 0 comentarios