Ruth Merino

Buscapié

Por Ruth Merino
💬 0

Lección de la pandemia

Durante la pandemia la mayor parte de los seres humanos en el mundo hemos estado en casa huyéndole al coronavirus y, de paso, dejando tranquilo a nuestro atribulado planeta.

Creo que si la Madre Tierra pudiera hablar nos diría que por favor sigamos refugiados en nuestros hogares porque gracias a nuestra ausencia han disminuido los vuelos y el número de vehículos que transitan en las carreteras. Ambas actividades contribuyen al calentamiento global.

Esto no debe extrañar a nadie: desde hace décadas los científicos han estado señalando que las actividades humanas están causando este fenómeno, cuyas consecuencias negativas son bien conocidas. Una de ellas, de importancia para Puerto Rico, es que intensifica la fuerza destructiva de los huracanes.

Uno de esos científicos, el doctor John Houghton, murió el 15 de este mes, luego de ser contagiado con el coronavirus. Nunca dejó de proclamar que nuestra especie debía tomar acción inmediata para evitar futuras catástrofes. El grupo de trabajo que él lideró ganó el Premio Nobel de la Paz en el 2007 por su aporte a las investigaciones sobre el clima.

No hay duda de que actualmente sabemos mucho más sobre la responsabilidad de todos los gobiernos (especialmente los de los países industrializados) y de cada uno de nosotros en relación a este problema.

La ciencia ha aportado todas las pruebas necesarias para que este asunto se entienda claramente. Pero el llamado a la acción de los científicos cae lamentablemente en los oídos sordos de muchos líderes mundiales.

En momentos en que sería indispensable la solidaridad entre todos los países para luchar en contra de un enemigo común, reina la discordia.

Las generaciones actuales no van a vivir las consecuencias más graves de estas políticas absurdas y destructivas. Pero… ¿y las próximas?

Pensando en ellas aceptemos una verdad inescapable: podemos y tenemos que hacer los cambios que sean necesarios para limitar las actividades que causan el peligroso calentamiento global.

Otras columnas de Ruth Merino

domingo, 24 de mayo de 2020

El sueño

Ruth Merino relata su afán por obtener hidroxicloroquina para detener un posible contagio de coronavirus, y su decepción ante la negativa del farmacéutico

domingo, 10 de mayo de 2020

Necesitamos transparencia real

Lo que está ocurriendo ahora, en medio de la pandemia, provee algunas pistas que aclaran el panorama en torno a las leyes que impiden la transparencia gubernamental, escribe Ruth Merino

domingo, 12 de abril de 2020

Equilibrio y solidaridad en la pandemia

La pandemia pasará, pero no serán olvidadas las lecciones aprendidas durante estos días en que la solidaridad ha surgido como un bien social indispensable, escribe Ruth Merino

💬Ver 0 comentarios