Ruth Merino

Buscapié

Por Ruth Merino
💬 0

Libros condenados

La noticia acerca de los libros escolares abandonados, mojados, quemados y triturados me trasladó de inmediato al mundo de Fahrenheit 451. Su autor, Ray Bradbury, presenta en esta obra de ciencia ficción un Estados Unidos del futuro en el que se censuran los libros y “bomberos” especializados los queman sin misericordia.

¿Una reacción algo exagerada de mi parte? Quizás. Pero hay que entender que cuando destruimos libros desterramos para siempre la obra creativa de quienes produjeron sus contenidos y los diseñaron e ilustraron. Un libro representa siglos de cultura, de avances en nuestra capacidad para preservar el conocimiento y de progreso tecnológico.

Por eso me preocupa y me da pena que se pueda prescindir de ellos tan a la ligera. Bradbury reflejó en su novela el ambiente de censura ideológica que existía en Estados Unidos durante los años cincuenta a causa de la persecución desatada por el senador Joe McCarthy.

Sería absurdo de mi parte alegar, sin pruebas, que aquí ha habido censura. Pero es legítimo señalar que ha habido descuido y falta de respeto, a los libros, a sus autores y a los lectores a cuyas manos jamás llegarán.

Lo confieso: soy devota y hasta adicta a los libros. Cada uno de ellos encierra la promesa de que una mente puede comunicarse con otra, gracias a la escritura, a través de los siglos.

Nunca sabremos los nombres de las obras destruidas en la escuela de Cataño que ya no pertenece al Departamento de Educación porque ha sido ¨consolidada¨. Nunca oiremos una explicación lógica. Tampoco está claro quién dio la orden.

En Fahrenheit 451 un grupo de rebeldes se escapa de la sociedad autoritaria que destruye libros y memoriza sus contenidos para las generaciones futuras.

En la vida real, la nuestra, los vecinos del plantel se escandalizaron y se lo notificaron a los periodistas. El público se indignó. Que yo sepa, nadie ha defendido la destrucción de las obras condenadas. ¡Ojalá ese mensaje llegue a tiempo a oídos dispuestos a escuchar!



Otras columnas de Ruth Merino

domingo, 11 de noviembre de 2018

Victoria de las mujeres

La periodista Ruth Merino recuerda a Susan Anthony en el contexto de las elecciones de medio término celebradas el pasado martes en los Estados Unidos.

domingo, 28 de octubre de 2018

La violencia en Centroamérica

La periodista Ruth Merino argumenta sobre el impacto de la violencia en Centroamérica y su efecto en el movimiento de miles de personas de esa región hacia Estados Unidos

domingo, 14 de octubre de 2018

La pena de muerte otra vez

La periodista Ruth Merino comenta la orden de nuevo juicio contra Alexis Candelario, condenado a cadena perpetua por la Masacre de la Tómbola, y la posibilidad de que se le aplique la pena de muerte

lunes, 1 de octubre de 2018

Hasta luego, profesor

La periodista Ruth Merino recuerda al profesor Gabriel Moreno Plaza, quien falleció el 25 de septiembre de 2018

💬Ver 0 comentarios