José González Mercado

Punto de vista

Por José González Mercado
💬 0

Liderazgo en el servicio público

Que no nos quepa la menor duda de que nuestra isla atraviesa por días oscuros tras las acusaciones de corrupción realizadas por las autoridades federales. Ha surgido un repudio unánime de todos los sectores de Puerto Rico, que expresan que la corrupción nos destruye como sociedad. Y, ¿saben qué? Tienen razón

Por tanto, la pregunta obligada que nos debemos realizar como pueblo, y este servidor público como legislador es, ¿cómo podemos erradicar la conducta de la corrupción? Sin dudas es una pregunta compleja que no tiene una respuesta particular. Aun así, les expongo mi opinión de cómo, utilizando las herramientas que provee el mismo gobierno, podemos dar pasos firmes para evitar la reincidencia de esta intolerable conducta.

Comencemos desde lo básico: la tarea principal de toda institución humana es perpetuar una cultura que responda a sus valores institucionales. Hay muy pocas tareas que deben ser más importantes que la formación de líderes eficaces y capacitados dentro de cada institución. De hecho, esta es la única manera en que una institución logra reproducirse sobre las siguientes generaciones. 

Nuestro gobierno estatal abandonó desde hace décadas el desarrollo de programas de liderazgo para nuestros servidores públicos que trabajan incansablemente en nuestras agencias. A la vez, produce un limitado espacio para que los servidores públicos puedan desarrollar actitudes de liderazgo con compromiso y lealtad a nuestra isla. La pregunta aquí sería entonces; ¿cómo nuestro gobierno podría reproducir buenos líderes desde sus propias agencias?  

La respuesta es sencilla: estableciendo una doctrina de liderazgo y principios fundamentales para guiar líderes de todos los niveles administrativos. En apoyo a estos importantes objetivos, se debe exponer a todos nuestros servidores públicos a un marco integral para el liderazgo que explícitamente provea las características y capacidades sumamente valoradas que todo líder debe querer adquirir y emular.

Las características individuales del liderazgo eficaz para nuestros servidores públicos deben basarse en el carácter, proyección personal y capacidad intelectual. También se debe abarcar el área del razonamiento ético y su inteligencia emocional. 

La resiliencia debe de igual modo considerarse una característica de liderazgo, pues provee herramientas a los líderes y sus organizaciones para llevar a cabo gestiones con alto grado de dificultad. 

Finalmente, otro factor importante en las características de un líder es la exteriorización del intelecto con relación al rendimiento de sus labores. Parecido a la resiliencia, el intelecto de nuestros líderes ofrecerá un significativo impacto en nuestras instituciones solo si estos poseen destrezas sociales e interpersonales necesarias para la implementación de metas institucionales.

Estoy trabajando arduamente en desarrollar legislación de avanzada para atajar este problema, el cual considero clave para que logremos tener el Puerto Rico moderno que todos anhelamos. En los proxxim0os días se estarán realizando importantes anuncios sobre un paquete de medidas dirigidas a esos fines.


Otras columnas de José González Mercado

💬Ver 0 comentarios