Natalia Subirá

Punto de vista

Por Natalia Subirá
💬 0

Limonadas para ayudar a los hermanos del sur

El último sábado de enero el sol brilló. Ese día vi un rayito de esperanza asomarse en Puerto Rico tras los sismos que han estado afectando al suroeste. La razón fueron jóvenes empresarios, quienes apoyados por el programa de empresarismo juvenil Lemonade Day, formaron parte de una edición especial del Día de la Limonada en Puerto Rico. El único propósito fue recaudar fondos para las víctimas de los terremotos. 

Este grupo de jóvenes, que ronda entre las edades de 7 y 12 años, se enrollaron las mangas, buscaron socios, exprimieron limones, montaron sus puestos y vendieron su dulce limonada para ayudar a sus hermanos en el sur. A su corta edad, estos estudiantes de escuela elemental e intermedia demostraron que ya tienen conciencia y compromiso social y que conocen el alcance del empresarismo como herramienta para ser autosuficientes y lograr sus metas. 

Gerónimo, de 7 años, junto a sus padres, ubicó su puesto en un supermercado del Condado. Allí, bajo el lema de “Limonacha para ayudar al sur”, vendió 4 galones de su galardonado producto y recaudó $190.00. Mientras tanto, en Guaynabo, Adrián y Valeria recaudaron $120.00 vendiendo su bebida de limón. La historia se repitió a través de varios puntos en la isla, donde surgieron puestos operados por participantes de Lemonade Day, unidos en un mismo propósito: ayudar a otros a levantarse y a tener la oportunidad de prosperar. Hasta en la Pista Atlética de Peñuelas hubo presencia del Día de la Limonada. Kamily y su mamá Kayra, quienes en ese momento estaban fuera de su hogar por los terremotos, montaron su puesto, Super Kamily’s Lemonade, en el área que le sirve de refugio a decenas de familias. Allí mismo habían operado el negocio durante Lemonade Day 2019. El dúo buscó la colaboración de un inversionista que les cubriera sus gastos para poder regalar su limonada, porque su propósito fue llevarle alivio a los damnificados. Más adelante, madre e hija venderán limonada para ayudar a una maestra que lo perdió todo durante los sismos.

Estos jóvenes son parte del Lemonade Day Puerto Rico y ejemplo de las destrezas de negocios y vida, y de los valores que se pueden obtener a través del novedoso programa empresarial. En el 2019, sobre 700 jóvenes, a través de todo Puerto Rico, se inscribieron para participar de Lemonade Day. La misión de Lemonade Day es desarrollar destrezas de vida, carácter y espíritu empresarial en jóvenes. El objetivo final es ayudar a que la juventud se convierta en líderes de negocios y comunitarios, y ciudadanos innovadores y de progreso. 

Los participantes de Lemonade Day aprenden a fijar metas, establecer y ejecutar un plan de acción, y a gastar, ahorrar y compartir sus ganancias. En otras palabras, aprenden a ser autosuficientes para cumplir sus deseos y metas, mientras desarrollan conciencia social y de ahorro para el futuro. 

Estoy convencida de que Puerto Rico está atravesandopor un periodo de transformación intenso. La naturaleza y la juventud están buscando maneras diferentes de canalizar sus energías y manifestarse. Nos emociona ver como los participantes de Lemonade Day están poniendo sus talentos, recursos y destrezas aprendidas al servicio de los demás.

Otras columnas de Natalia Subirá

💬Ver 0 comentarios