Amarilis Ramos Rivera

Tribuna Invitada

Por Amarilis Ramos Rivera
💬 0

Llamado ante repunte de la violencia de género

La violencia de género ha desencadenado hechos terribles durante los pasados días. En un primer caso reportado, un hombre se suicidó frente a dos menores luego de asesinar a su compañera, mientras que, en un segundo evento, un padre le arrebató la vida a sus hijos para luego suicidarse. Ambas desgracias visibilizan el contexto en el que se da este tipo de maltrato a nivel familiar, por lo que no podemos continuar ignorando las señales de alerta.

En muchas ocasiones, padres y madres asumen roles agresivos que atentan contra el bienestar físico y emocional de los niños. El daño que se provoca no siempre se observa a primera vista, debido a que no se realiza directamente hacia los menores, sino hacia la pareja o ex pareja. Las razones que motivan estos actos, muchas veces van dirigidas a lastimar y atentar contra quien fue su pareja, utilizando como arma a los hijos e hijas. Ante esta realidad es imperativo que los padres analicen las razones que los llevan a lastimar a quien fue su pareja, los posibles resultados y el daño a los menores como víctimas colaterales.

Las experiencias vividas por cada persona van a jugar un rol importante en la manera en que se reacciona a las situaciones que se presenten a diario. Por ejemplo, personas que no han lidiado con situaciones personales o que no poseen los controles emocionales apropiados, pueden tomar como algo natural el reaccionar de manera agresiva o autodestructiva al sentirse lastimados por las personas que aman. Cuando no se poseen las herramientas emocionales necesarias, las reacciones violentas pueden trascender, dando paso a desgracias como las vividas recientemente. En muchas ocasiones las personas se abruman al tener que manejar las situaciones sin ayuda. Por esto es recomendable que los padres identifiquen a una o varias personas que les ofrezcan apoyo y diálogo.

Ante los recientes hechos, la educación es prioridad, por lo que es recomendable:

·         Procurar ser reflejo del amor que se siente hacia los hijos e hijas.

·         Mantener un canal de comunicación saludable, escuchando sus dudas y preocupaciones para que puedas atenderlas con prioridad.

·         Promover amor y respeto entre los padres. No hablar mal de las ex parejas, pues lo único que se crea es dolor emocional en los hijos.

·         Observar comentarios o conductas de tus hijos; si ves que estas han sido afectadas por la otra parte o por las dinámicas familiares, llevar al menor a un profesional.

En las relaciones de pareja se recomienda:

·         Manejar la ira que provoca la situación con tu expareja. Enfocar en el bienestar de tus hijos y alejarse de situaciones que pueden tensar, dañar o promover problemas mayores.

·         Si entiende que el alcance para manejar emociones está limitado, busca ayuda de un profesional, un amigo o familiar de confianza que pueda ayudarte.

Para más información puede comunicarse con Grupo SEPI al (787) 404-5933.





Otras columnas de Amarilis Ramos Rivera

💬Ver 0 comentarios