Tatiana Pérez Rivera

Mañana es hoy

Por Tatiana Pérez Rivera
💬 0

Llama la playa

Un reclamo parece unirnos no importa la edad, procedencia o costumbres ociosas. Con el mismo afán que los comerciantes exigen la reapertura de la economía, los boricuas queremos volver a la playa. 

Nos llama el sonido del mar que a la perfección delata su estado de ánimo: suave cuando está de buenas y salvaje cuando amanece impetuoso. En estos días en que nos sudan hasta los párpados, extrañamos su calidez. El constante vaivén de sus olas funge como banda sonora de nuestros pensamientos, con cada ola diluimos preocupaciones; ahí va la tensión por la falta de trabajo, allá va el miedo al contagio con coronavirus, hasta luego mal de amores, no vuelvas a mi isla corrupción.

Es el acompañante ideal para ejercitarnos, el mejor parque infantil y un insuperable lugar para descansar en una hamaca, para comer pinchos y mantecado de coco, para escuchar música.

Lo extrañamos porque en él somos libres, porque nos recuerda que todo pasa igual que cambian sus colores según dicta el cielo.

Cuando llegue ese anhelado día habremos olvidado la última insolación, lo mucho que molesta cuando el viento nos espolvorea arena en los ojos o no encontrar estacionamiento cerca. Ni nos importará el rollito extra que ningún traje de baño oculta porque ya aprendimos justo eso, que no importa. 

Las palmeras te advertirán que es momento de bajar el cristal; respirarás salitre sin mascarilla, sin ese olor a alcohol y a antiséptico que ya nos marca y entenderás que al menos eso no ha cambiado.

Prepara la toalla que el virus no nos ha quitado el mar; sigue siendo nuestro. 

Y ese mar ya vio el mundo al que regresaremos porque ha atestiguado todas las pandemias. Ha estado ahí primero, como eterno observador de lo que hacemos los humanos para nacer, vivir y morir en este planeta. ¿Qué cara le mostraremos en ese reencuentro? Por favor, que no sea de susto.

Otras columnas de Tatiana Pérez Rivera

martes, 26 de mayo de 2020

Culebra sigue inmune al COVID-19

El histórico aislamiento de la vida en la isla grande que le ha impuesto el mar parece haber salvado a Culebra en esta cuarentena, escribe Tatiana Pérez Rivera

martes, 19 de mayo de 2020

Mañana es hoy: la calle habla

Nosotros nos hemos quedado en casa para frenar el contagio del coronavirus, pero ¿qué han hecho los que no tienen una y viven en la calle?, pregunta Tatiana Pérez Rivera

💬Ver 0 comentarios