José M. Medina Montes

Punto de vista

Por José M. Medina Montes
💬 0

Lo moderno es tener más hijos

Un documentado artículo publicado recientemente en la edición dominical de El Nuevo Día informa sobre el descenso de la natalidad en Puerto Rico, que llega a niveles verdaderamente alarmantes. Y en él se dice que según la exdirectora del Registro Demográfico este cuadro va a seguir, y ella afirma que “creo que no se ha hecho ningún esfuerzo para cambiar esto”.

En este complejo tema inciden diversos factores políticos, sociales, económicos y educativos, entre otros. Las posibles medidas a tomarse son también variadas, y hasta se podría enfocar el tema desde un punto de vista patriótico. Pero voy a limitarme a analizar algunos datos con un enfoque socioeconómico.

Hay la idea de que en el mundo moderno, industrializado, la natalidad va necesariamente bajando, y hasta algunas personas consideran que esa es la moda. Realmente no es necesariamente así. Desde hace ya varios años hubo un documentado trabajo ilustrativo al respecto, que creo vale la pena mencionarlo.

En el número 460 de la revista “Nature”, se publicó el resultado de una investigación que señala que en bastantes países desarrollados la tasa de natalidad ha comenzado a aumentar, yendo ahora paralela al desarrollo. Esto supone un “turning point”, o punto de inflexión, respecto a la tendencia anterior.

Concretamente, la mencionada investigación fue realizada respecto a los datos entre 1975 y 2005 de 24 países desarrollados, utilizando el Índice de Desarrollo Humano (IDH) elaborado por el Programa de la ONU para el Desarrollo, y la tasa de fecundidad. El resultado del estudio ha sido que en 18 de esos países, tanto el IDH como la tasa de fecundidad han aumentado paralelamente. Entre esos países se encuentran Alemania, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Irlanda, Israel, Italia, Noruega, Nueva Zelanda, Reino Unido y siete más, que no incluyo para no alargar más la lista.

Uno de los autores de la investigación mencionada, Hans-Peter Kohler, del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad de Pennsylvania, comenta que el repunte de la fecundidad se ha dado en países con contextos sociopolíticos muy variados. Por un lado, Estados Unidos tiene un mercado de trabajo y una economía flexibles. Por otro, los países escandinavos ofrecen generosos subsidios públicos a las familias. “Todos tienen en común niveles relativamente altos de compatibilidad entre la maternidad y el empleo”, dice Kohler. Una conclusión puede ser que el desarrollo trae consigo mayor libertad para optar por los hijos.

Si esta investigación ayudara en algo a la situación local, bienvenida sea. De ella podría deducirse que lo moderno es tener más hijos. 

Otras columnas de José M. Medina Montes

viernes, 3 de enero de 2020

Un resurgir poblacional es posible

Una vez tocado fondo hay que comenzar a subir. En otros diversos lugares se ha logrado, plantea José Medina Montes

💬Ver 0 comentarios