Marcelino Acevedo

Tribuna Invitada

Por Marcelino Acevedo
💬 0

Lo necesario para vivir en Puerto Rico

Cuando uno escucha en las noticias de que un súper ciclón tropical se acerca al lugar donde vives, con dimensiones jamás registradas, e incluso cuando prácticamente lo tienes encima, llevándose techos y todo lo que encontró en su camino, realmente no eres consciente de lo que está ocurriendo. Solo empiezas a asumir la realidad cuando te pones hacer un inventario mental de la devastación a su paso.

Y es que lo peor de todo no es lo que el huracán se llevó, sino las inundaciones posteriores y la incomunicación en la que quedo Puerto Rico, con el paso del temido huracán María. ¡Devastación, incertidumbre e incomunicación! ¡Estoy seguro de que muchos puertorriqueños pensaron que era el fin del mundo, que la tierra se movía y temblaba en sus propios pies! ¡Pero lo que se hace aún más difícil, es intentar lanzar palabras tranquilizadoras a amigos y familiares! ¡Crear una aparente calma, cuando uno mismo apenas puede controlar sus propios miedos! Intentando por todos los medios tranquilizar, especialmente, a niños y a personas mayores.

Pero pocas palabras tranquilizadoras pueden encontrarse después de que el huracán María dejará a Puerto Rico totalmente devastado. Tal como sucedió hace 80 años, donde también hubo grandes pérdidas económicas y personales. ¡Sin agua, energía eléctrica, y comida, es difícil animar a los tuyos! Se tuvo que esperar semanas para recuperar las comunicaciones y todavía no están restablecidas completamente…Se hace muy duro no tener medios suficientes para comunicarse con familiares o amigos dentro o fuera de la isla para contarles simplemente que estas bien.

¡Puerto Rico se quedó desconectado completamente del mundo! ¡Nuestras oraciones para que pasara de largo como ocurrió, una semana antes con el huracán Irma, no sirvieron de nada! ¡Poco a poco empezamos a conocer el número oficial de víctimas!

Pero también puedo decir que el huracán María, también ha sacado el lado bueno de cada uno de nosotros. Yo mismo he visto jugar y disfrutar a mi hijo, mojándose en la lluvia siendo feliz, sin necesidad de usar una “Tablet”, “Smartphone” o acceso a internet. ¿Quizás no necesitemos tanto para vivir? En el fondo, “María” nos ha brindado una oportunidad única para darnos cuenta de la verdadera riqueza, la familia, la salud y el tiempo libre.

¡He visto, más que nunca crecer la solidaridad entre vecinos! ¡He sentido más que nunca como mi país se encuentra unido y muestra total empatía por el sufrimiento de los demás! Pero lo que verdaderamente, me ha llamado la atención, porque incluso me ha pasado a mí, es que el puertorriqueño no está dispuesto a perder su sentido de humor y siempre intenta sacar el lado más amable.  

Otras columnas de Marcelino Acevedo

jueves, 6 de septiembre de 2018

El amor propio: nueva pista de aterrizaje

El profesor Marcelino Acevedo declara que el amor propio es fundamental para ser feliz, tener una vida prospera y ser afectivo con los demás

💬Ver 0 comentarios