Luis Alberto Ferré Rangel

600 palabras

Por Luis Alberto Ferré Rangel
💬 0

Lo que no dice el Plan Fiscal

Al terminar de leer el detalle del Plan Fiscal que el Gobierno de Puerto Rico le sometiera a la Junta me quedé en una pieza. El documento es una joya no por lo que dice, si no por lo que NO dice.

Y lo que NO dice el Plan Fiscal es que la mitad de las medidas se pudieron haber impulsado en este y pasados cuatrienios. Como la reforma laboral, la reforma contributiva o la reforma administrativa, entre otras.

Lo que no dice el Plan Fiscal es que el Gobierno de Puerto Rico tuvo en sus manos todas estas opciones, pero que nunca las persiguió con energía y liderato. Lo que no dice el Plan Fiscal es que muchas de ellas se quedaron en parchos y que nunca se tuvo una vision holística de cómo preparar al País para la crisis.

Mientras por un lado el Plan Fiscal habla de proteger a los más necesitados –como debe ser-, los ancianos, niños y mujeres solteras, por otro lado no cuenta cómo nunca se ha podido articular un modelo económico que saque a esas poblaciones de la pobreza.

De los seis ejes del Plan Fiscal, por lo menos cuatro estuvieron en mano de los gobernadores electos en las pasadas administraciones. Estos son: mejorar la planificación presupuestaria y dotarla de mayor transparencia; controlar el gasto público y mejorar la política contributiva; implantar reformas estructurales e invertir en crecimiento económico.

Leer el detalle de cada uno de esos pilares es leer lo que por espacio de 10 años se ha reclamado tiene que hacerse. Aquí nos dimos la quinta falta personal y nos sacamos fuera de juego nosotros mismos.

La historia de la pasada década en estos cuatro pilares es una de parchos, contradicciones, falta de liderato y voluntad política, y falta de visión holística.

Quien quiera que sea electo va a tener que trabajar con la Junta en tres caminos paralelos e integrados: 1) detener la espiral de destrucción de capital social y económico, 2) estabilización de la situación fiscal y 3) desarrollo socioeconómico.

Es un plan integrado al cual el equipo económico y fiscal del Gobernador electo tendrá que dedicarse los primeros 12 meses del cuatrienio, mientras se garantiza la protección de las poblaciones más vulnerables de nuestra sociedad.

Esto es un “turn around” de proporciones históricas para Puerto Rico. Decenas de ciudades y condados en Estados Unidos lo han logrado. Países con infraestructuras políticas y económicas mucho más débiles lo han intentado, no hay razón por la cual nosotros no podamos ahora.

Esto no es una agenda del Gobernador solamente, es una agenda de País, donde la prensa, el sector privado, la academia, los sindicatos, las iglesias y el sector sin fines de lucro tenemos que unirnos y luchar por las iniciativas que nos sacaran de la crisis.

Habrá que hacer pesos y contrapesos y concesiones. Nadie estará del todo satisfecho, ni se conseguirá todo lo que cada sector de este País quiere proteger. No son muchas fincas, es una sola la que hay que proteger.

Llegado el 9 de noviembre, aquí no habrá delegaciones legislativas en oposición. Aquí nadie perderá las elecciones, pero aquí todos perderemos si el partido que no resulte favorecido decide sabotear los esfuerzos del otro para salir de la crisis. Los días de cancelarnos unos a otros se terminaron.

En menos de 12 meses tenemos que tener listo al País para nuestra nueva etapa de vida. No tendremos otra oportunidad como esta.

Otras columnas de Luis Alberto Ferré Rangel

domingo, 16 de septiembre de 2018

La respuesta

Luis Alberto Ferré Rangel señala que la ética solidaria es un recurso valioso para edificar todo lo que colapsó en Puerto Rico aún antes del huracán María

domingo, 2 de septiembre de 2018

Siembra

Luis Alberto Ferré Rangel plantea que el devenir social, económico, cultural y político del Puerto Rico post María, dependerá de cómo el sector privado y el gobierno se apalancan de la experiencia, del peritaje, de la voluntad y de las redes de colaboración del tercer sector

💬Ver 0 comentarios