Zoé Laboy Alvarado

Tribuna Invitada

Por Zoé Laboy Alvarado
💬 0

Lo que no dicen del plebiscito

Muy convenientemente el Partido Popular Democrático (PPD) ha manipulado los resultados del plebiscito del pasado domingo para engañar al pueblo diciendo que han sido uno los comicios con más baja participación. Otra muestra de desespero de un partido a punto de desaparecer, que sencillamente hizo un llamado a boicotear el plebiscito porque sabía que no tenía posibilidad alguna de ganarlo y no se quería arriesgar a que quedara demostrado el poco apoyo de las y los puertorriqueños. 

Aunque es importante recordarles a los líderes del PPD, que en las elecciones gana la mayoría que acude a votar, sean millones, miles o sean 10, cabe destacar que el plebiscito del pasado domingo fue un extraordinario ejercicio democrático y el análisis correcto de los datos, así lo demuestra.

Lo que no dijo el PPD es que la manera en que se calcula la participación electoral cambió en 2016 como consecuencia del caso Colón-Marrero v Vélez, 813 F.3d 1, 23 (1st Cir. 2016), teniendo el efecto de inflar la cantidad de electores hábiles y artificialmente disminuir la cifra relativa a todas las elecciones anteriores. 

Lo que no dijo el PPD es que la participación en las seis elecciones previas al 2016 ha sido consistente y promedia 81.62%. La participación registrada en el 2016, utilizando las nuevas reglas por primera vez, fue de 55.45%.

Lo que no dijo el PPD es que es absurdo comparar la participación en consultas electorales que coinciden con las elecciones generales con eventos electorales realizados en fechas separadas. Por ende, la consulta del domingo solo se puede comparar con eventos electorales que no han coincidido con la fecha de una elección general.

En la era electoral “moderna” de Puerto Rico, entiéndase desde el año 2000, ha habido dos eventos electorales adicionales que no han coincidido con una elección general: una en 2005 y una en 2012.

Lo que no dijo el PPD es que la participación en 2005 cuando se votó por la unicameralidad fue de 22.3% y en 2012, que se votó por el derecho a la fianza y la reforma legislativa, a solo tres meses de la elección general, fue de 35.5%, aún con el apoyo de los presidentes de ambos partidos principales y principales dos candidatos a la gobernación. Esto evidencia que el por ciento obtenido este año es a fin, con el comportamiento del elector en consultas especiales, no generales.

La pregunta obligatoria entonces es ¿cuál fue el boicot? La cifra del domingo es consistente con la realidad electoral del Puerto Rico de nuestra época en cuanto a procesos que no coinciden con una elección general. 

Esto no es un fenómeno únicamente de Puerto Rico. Es natural que los eventos electorales con más participación tiendan a ser los que se disputan el más alto puesto al que se pueda aspirar en la jurisdicción. Ocurre cada cuatro años en las elecciones congresionales “midterm” y en elecciones locales y municipales alrededor del mundo que no coinciden con la general. En Puerto Rico absolutamente todos los puestos electivos se escogen el mismo día una vez cada cuatro años, totalmente paralizando el país. 

No importa cómo se mire o calculen los resultados del domingo, fue una victoria para la estadidad, el Gobernador y el PNP. Pero eso, no lo dijo el PPD. 

Cualquier tergiversación de las cifras solo deja en evidencia el temor del liderato del PPD, que sabe que la descolonización de Puerto Rico, ya está muy cerca.

Otras columnas de Zoé Laboy Alvarado

miércoles, 31 de julio de 2019

Es momento de objetividad y transparencia

Zoé Laboy Alvarado declara que ninguna consideración personal, ideológica o partidista debería afectar la determinación de la futura gobernación de Puerto Rico

domingo, 28 de julio de 2019

Un último llamado, gobernador

La senadora Zoé Laboy le pide a Rosselló que antes de irse que designe un secretario de Estado

💬Ver 0 comentarios