Mariel González Mendoza

Desde la Diáspora

Por Mariel González Mendoza
💬 0

Lo que no nos enseñaron en la escuela de medicina

Cuando elegí la carrera de medicina con el propósito de hacer lo que se espera de un médico -atender y tratar enfermos- no tenía la menor idea de que me estaba adentrando en una carrera altamente regulada por el gobierno y la industria de los seguros médicos, en la cual la autonomía del médico se ve afectada y limitada por estos.

Tampoco sabía que la escuela de medicina apenas educa a los futuros médicos sobre el tema de los seguros médicos, aun cuando a diario tenemos que lidiar con ellos por el resto de nuestras carreras. Muchas de las terapias preventivas y curativas que recomendamos a nuestros pacientes necesitan la aprobación de su seguro médico antes de que se puedan implementar. No existe el día en que algún paciente no pregunte si el tratamiento recomendado está o no cubierto por su seguro.

Como estudiantes de medicina se nos enseña a diagnosticar, tratar, curar y prevenir enfermedades. Aprendemos sobre anatomía, fisiología, patología, farmacología, entre otras materias, pero al graduarme desconocía los detalles de los diferentes tipos de seguros médicos que existen, de sus regulaciones y qué esperan estos de nosotros como médicos al momento de tratar a sus asegurados.

Tampoco poseía un dominio de cómo codificar y facturar apropiadamente. Todo eso lo aprendí a duras penas al salir del abstracto mundo pedagógico y entrar en contacto con la realidad del mundo del trabajo.

Aun no entiendo por qué no se incluyeron estos temas más a fondo en los currículos de la escuela de medicina y programa de residencia a los que asistí, ya que a través de los años mi capacidad de atender pacientes, proveer servicios, y mis ingresos han dependido en gran parte de un conocimiento y manejo adecuado de los mismos.

El gobierno y las compañías aseguradoras nos imponen a los médicos un sinnúmero de estándares y regulaciones con los que se espera que cumplamos para demostrar que somos capaces y efectivos. Cumplir con dichos estándares y regulaciones requiere en muchas ocasiones disponer del tiempo adecuado, de recursos económicos suficientes y de un equipo de trabajo compuesto por otros profesionales de la salud y expertos en codificación y facturación médica. No todos los médicos pueden disponer de esos recursos, especialmente si se es un médico que practica por cuenta propia y no como parte de un grupo.

Algunas compañías aseguradoras penalizan a aquellos médicos que “no siguen sus directrices” y muestra de ello es la reciente noticia acerca de las aseguradoras en Puerto Rico que pretenden cobrar a los médicos por las “pérdidas” que sufran las compañías, de las cuales en muchas ocasiones el médico no tiene control. Otros seguros deciden cancelar contratos a médicos cuando estos “no cumplen” con las estipulaciones de los mismos. Estoy segura que la mayoría de los médicos no comete esas “faltas” adrede.

Las compañías aseguradoras deben responsabilizarsepor educar a los médicos sobre sus expectativas, y pagar tarifas que le permitan a los mismos contar con las herramientas necesarias para poder proveer servicios de calidad que cumplan con sus estándares y regulaciones.

Es necesario también que se incluya más educación sobre seguros médicos, facturación y codificación médica en los currículos de las escuelas de medicina y de los programas de residencia. El desconocimiento de estos temas va en detrimento del médico y de sus pacientes quienes se quedan desprovistos de servicios cuando sus aseguradoras deciden cancelarle el contrato al médico.

El bienestar de nuestros pacientes está en juego si la clase médica y la industria de las aseguradoras no trabajamos en armonía. No podemos vernos como enemigos. Dependemos el uno del otro para preservar la salud del pueblo y asegurar nuestra mutua supervivencia.

Otras columnas de Mariel González Mendoza

miércoles, 24 de octubre de 2018

La música de contenido inapropiado

La doctora Mariel González plantea que los padres deben tener la responsabilidad de limitar la exposición de sus hijos a música con contenido inapropiado

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Los invisibles

La doctora Mariel González Mendoza argumenta sobre la importancia social de los ciudadanos que desempeñan los llamados oficios de cuello azul

💬Ver 0 comentarios