Iris Miriam Ruiz

Tribuna Invitada

Por Iris Miriam Ruiz
💬 0

Los 40 años del Ombudsman

Este año se conmemora el cuadragésimo aniversario del establecimiento de la figura del Ombudsman, mediante la creación de la Oficina del Procurador del Ciudadano por la Ley 134 de 1977.

Fue bajo Carlos Pesquera, que la Procuraduría logró su estructuración organizacional.  Adolfo de Castro logró garantizar el poder para presentar acciones reparadoras en beneficio ciudadano. En la incumbencia de Carlos López Nieves, la Oficina logró ser miembro del Comité Internacional del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas.

Desde nuestra intervención y con un presupuesto anual de apenas $5 millones, la Procuraduría ha reintegrado a los ciudadanos, $115 millones, por dineros mal cobrados o servicios no rendidos por las agencias administrativas. Como ejemplo fehaciente, logramos que la AAA reintegrara sobre $80,000 cobrados en exceso a una comunidad de Dorado.

Más del 70% de los recursos delegados, se emplea en servicio directo a la ciudadanía, con una plantilla de 90 empleados, que atiende los reclamos de cada una de las poblaciones por municipio.

Nuestro radio de acción es amplio. Contamos con procuradurías auxiliares en pequeños negocios, asuntos energéticos e hidrológicos, en asuntos ambientales, y en sistemas de seguridad de bancos de información del gobierno.

Creamos el Programa El Ombudsman en tu pueblo que promueve mayor accesibilidad a servicios públicos. El Programa En Contacto, un proceso de reingeniería gubernamental, que propicia que en lugares de gran tránsito urbano, cada persona pueda solicitar la intervención de la Procuraduría. Y las Ferias de Derechos Humanos, fundamentadas en la necesidad de que la ciudadanía conozca sobre sus derechos y cómo ejercerlos.

Incluso, la intensa obra social que realiza el Ombudsman, salva vidas.

Fue nuestra Oficina la que intervino en un hogar de envejecientes en Barranquitas, para salvar la vida de residentes viviendo bajo maltrato y la negligencia. Rescatamos a una dama envejeciente en un barrio de Caguas, que solo representaba un cheque mensual de ingreso para sus familiares.

También tramitamos a través del Fondo de Enfermedades Catastróficas una ambulancia aérea para el traslado de la niña Daymi Flores al Boston Children Hospital. Allí fue diagnosticada con disquinesia, término usado para un grupo de trastornos neurológicos. En cuatro meses regresó a su hogar, caminando por sí sola, con todas sus actividades físicas e incluso, hablando.

Igualmente, y en el ámbito internacional, promovimos un intercambio de experiencias sobre el rol de fiscalización con el Yuán de Control de la República China.

A través de la Federación Iberoamericana del Ombudsman, logramos acceso a las discusiones internacionales sobre derechos humanos.

Como Vicepresidenta de esa entidad, configuramos la Red de Migrantes y Trata, gestión que nos permitió auxiliar a trabajadores boricuas empleados en Carolina del Norte, a quienes se les violentaron sus derechos.

Pudiéramos seguir enumerando logros, retos y proyecciones. Pero lo fundamental es que junto a un excelente grupo de servidores públicos, hemos cumplido con total integridad la palabra empeñada, cuando juramentamos servir con devoción a nuestro pueblo.

💬Ver 0 comentarios