Milagros Rivera Watterson

Punto de vista

Por Milagros Rivera Watterson
💬 0

Los ancianos en el olvido

La atención a nuestros ancianos va de mal en peor y así lo demuestran denuncias de múltiples fuentes sobre casos de maltrato en escalada.

La situación es sintomática de una sociedad donde muchos han dejado de valorar a los ancianos y su abandono se ha convertido en un problema serio, negado por unos y aceptado por otros.

Recién, administradores de hospitales denunciaron un alto número de ancianos que son abandonados en instituciones médicas. Se alega que los familiares de los pacientes no aparecen cuando los ancianos son referidos a sus domicilios, pero tampoco el Departamento de la Familia ha respondido.

Aún cuando podemos reconocer la grave situación económica, no es aceptable que el citado departamento tenga atrasos de hasta dos años en la respuesta a casos de maltrato de ancianos. Por eso, urge establecer un plan para agilizar la investigación de esas querellas. Si se determina que tienen fundamento, es necesario ubicar al anciano en un lugar donde se le proteja y se le brinden servicios básicos.

Hay que moverlos a un hogar sustituto o a un centro para personas de edad avanzada debidamente licenciado. En el caso de ancianos que tengan familia, hay que efectuar una búsqueda de esas personas y hacerlas responsables de cuidarlos personalmente, en caso de que no puedan asumir responsabilidad financiera para delegar su atención a cuidadores preparados.

También hay que atender las quejas de administradores de entidades que agrupan centros de cuidado de larga duración, quienes denuncian que las leyes y reglamentos reguladores no son uniformes. Algunos las han calificado como discriminatorias.

Tampoco pueden quedar olvidadas las denuncias de las llamadas “venta de ancianos” o reubicaciones de hogares a otros sin que medien justificaciones válidas sino que se alegan intereses lucrativos y políticos.

Ha surgido reacción legislativa de investigar. Sin embargo, hay que implantar soluciones pronto porque una sociedad que no atienda a sus ancianos está cimentando su futuro en bases falsas.

Otras columnas de Milagros Rivera Watterson

martes, 19 de mayo de 2020

Venceremos al virus

Todos esperamos con ansias que termine esta cuarentena, pero hacerlo requiere que sigamos respetando el protocolo instaurado. No podemos arriesgarnos a romperlo en aras de lograr la libertad, dice Milagros Rivera Watterson

martes, 12 de mayo de 2020

La validez del miedo en la pandemia

Ante la pandemia del COVID-19, tener miedo a la muerte es normal pero no podemos dejar que nos paralice, escribe Milagros Rivera Waterson

martes, 21 de abril de 2020

Confinados: qué hacer mientras se toma una decisión

En lo que se ven los casos para posible excarcelación, la administración debe proceder a hacerle la prueba de COVID- 19 a toda la población penal, plantea Milagros S. Rivera Watterson

viernes, 10 de abril de 2020

La odisea de conseguir guantes

Ante la situación de que esta cuarentena va para largo, solicito que se comiencen a fabricar guantes, o que los alcaldes los consigan y los hagan llegar a la gente del pueblo, dice Milagros Rivera Watterson

💬Ver 0 comentarios