Amanda Rivera Flores

Tribuna Invitada

Por Amanda Rivera Flores
💬 0

Los créditos contributivos ayudan a las familias

En años recientes, en el Instituto del Desarrollo de la Juventud hemos hablado sobre el problema de la pobreza infantil en Puerto Rico. Ahora nos toca hablar de soluciones y abogar por las mismas. Este mes, debido a lo que ocurre en la Legislatura y el Congreso, comenzamos la conversación sobre los créditos contributivos y su potencial para aumentar la seguridad económica de aquellas familias, que a pesar de que trabajan, siguen viviendo en o cerca de la pobreza, lo que de acuerdo a los datos de Kids Count, representa casi 1 de 3 familias trabajadoras en la isla.

Los créditos contributivos son beneficios que reciben las familias trabajadoras al rendir su planilla, ya sea a través de una reducción de los impuestos que han de pagar, o a través de un reembolso. Usualmente tienen un mayor beneficio para familias de bajos ingresos, ya que pueden recibir un reembolso significativo. Estudios han revelado que las familias que reciben estos créditos los invierten en actividades que promueven la movilidad económica, como pagar deudas y abrir cuentas de ahorro. Además, 25 estados y el Distrito de Columbia tienen una versión de este crédito y ha probado ser exitoso en aumentar la participación laboral y sacar a las familias de la pobreza.

En la isla se discute incluir el Crédito por Ingreso Devengado en la Reforma Contributiva. Es esencial que se apruebe esta medida, ya que presentaría un alivio para las familias trabajadoras con niños. Usemos como ejemplo una madre soltera con dos menores, que genere un ingreso de $19,000 al año, quien, al someter su planilla, sería elegible a un reembolso de $1,200 lo que movería a su familia por encima del nivel de pobreza establecido de $19,337 para este tipo de composición familiar.

Por otro lado, es importante que a nivel federal se extienda el Child Tax Credit a familias con uno o dos menores en Puerto Rico. Hoy, solo las familias con tres hijos o más pueden recibirlo. Sin embargo, el 88% de las familias en Puerto Rico están compuestas por uno o dos hijos. Además, es un tema que hoy tiene apoyo bipartidista en el Congreso y ha sido incluido en nueve proyectos de ley. Un total de 53 congresistas han coauspiciado estos proyectos de ley, pero usualmente han sido medidas de un solo partido, lo que ha dificultado su aprobación. Por lo tanto, es esencial que líderes en la diáspora y en Puerto Rico lo incluyan como tema prioritario.

Reconocemos que por sí solos, los créditos contributivos no van a resolver el problema craso de pobreza infantil en Puerto Rico, y sería irresponsable pretender eso. Se necesitan políticas públicas que consideren las barreras que enfrentan madres y padres de familia para entrar a la fuerza laboral, las regulaciones de elegibilidad para beneficios que dificultan la transición al empleo, y la fragmentación de servicios. Sin embargo, es un primer paso en la dirección correcta para poder comenzar a promover mejoras en la seguridad económica de familias con niños.

Otras columnas de Amanda Rivera Flores

💬Ver 0 comentarios