Miriam Ramírez de Ferrer

Tribuna Invitada

Por Miriam Ramírez de Ferrer
💬 0

Los demócratas no pueden refutar a Trump

El Mensaje de Estado de la Unión que el presidente Donald Trump emitió ante el Congreso de los Estados Unidos, sorprendió a muchos, incluyendo a los demócratas. Vimos a un presidente Trump pausado, tranquilo, elocuente y seguro de sí mismo.  Menciono, punto por punto, todas sus promesas de campaña y el cumplimiento de las mismas.

Aunque no perdió tiempo iniciando su trabajo en el Congreso, uno de sus logros más importantes de Trump ha sido la reforma contributiva. Esto no se hacía desde hace muchas décadas. Para lograr una reforma contributiva, hay que tener cría y experiencia de cómo tratar con el enemigo en esas grandes ligas. No podemos negar el hecho de que los grandes intereses controlan a Estados Unidos, a todos los países del mundo, y mucho más a Puerto Rico, donde lavan su dinero corporativo, ganado con múltiples beneficios contributivos adquiridos por su gran influencia política.

Estuvimos atentos a ese enfrentamiento, sin muchas expectativas, y vimos escandalizados, la movilización inmensa y costosa de más de mil cabilderos del mundo, corriendo a torcer brazos en el Congreso para que no se tocara el mantengo corporativo.

Pero, el presidente ganó esa pelea. Se aprobó la reforma contributiva y, en su mensaje, el presidente habló de cientos de fábricas y corporaciones que ya han comenzado el traslado de todas sus operaciones a los estados, entre ellas, Apple.  Los presentes en el hemiciclo, le aplaudieron fuertemente, incluyendo a muchos demócratas.

Desafortunadamente, la poca visión de los políticos de Puerto Rico, cegados por la lucha del poder local y de las contribuciones a sus campañas, perdieron quizás la única oportunidad de restaurar a la isla e incorporarnos al siglo 21. Trump menciono los beneficios que ya se documentan en la economía durante su incumbencia y las señales de las estadísticas que demuestran ya una mejor calidad de vida para todos los ciudadanos.

El presidente también menciono la eliminación de muchos más reglamentos durante este año que en todas las administraciones anteriores, en la historia de Estados Unidos. Los presentes en el hemiciclo, le aplaudieron fuertemente, incluyendo a muchos demócratas.

Trump habló con orgullo sobre su asignación generosa al Departamento de la Defensa y su compromiso con que Estados Unidos estará protegido de cualquier ataque. Informó sobre que la coalición creada para derrotar a ISIS. Se ha liberado cerca del 100% del territorio ocupado por esos asesinos en Iraq y Siria. Los presentes en el hemiciclo, le aplaudieron fuertemente, incluyendo a muchos demócratas.

Durante su primer año como presidente, Trump sacudió las reglas de hacer negocios con otros países, con el fin de asegurar los trabajos y el bienestar de los obreros americanos. Y aunque algunos países protestaron, cedieron ante el presidente. Los presentes en el hemiciclo, le aplaudieron fuertemente, incluyendo a muchos demócratas.

En el tema de inmigración, insiste en la necesidad de cerrar las fronteras al paso ilegal. Pero anunció un plan de ciudadanía garantizada en 12 años, siempre y cuando la persona cumpla con las reglas de buen comportamiento, para y así oficializar a los llamados DACA que son los niños criados en Estados Unidos pero traídos ilegalmente. Los presentes en el hemiciclo le aplaudieron fuertemente, incluyendo a muchos demócratas.

Al final, los demócratas escogieron al representante Joe Kennedy para que refutara al presidente. Pero fue triste ver que el joven, corto de palabras, de lo único que habló fue de los DACA. No parece haberse dado cuenta de que hacía unos minutos que el presidente también había resuelto ese problema.

Las demás reacciones de los demócratas fueron muy escasas en contenido. Aparentemente, el mensaje del presidente fue tan preciso y contundente, que les tomó tan de sorpresa y no estaban preparados para poder refutarlo.

💬Ver 0 comentarios