Mayra Montero

Antes que llegue el lunes

Por Mayra Montero
💬 0

Los impuestos no se tocan

Estuve en un restaurante y fue riquísimo que no me cobraran el IVU. La comida incluso me supo mejor.

Pero hay algo que todavía los políticos no han aprendido: los impuestos no se tocan. No son un gorro cuya visera se vira para atrás; ni un paraguas que se cierra o se abre a la menor llovizna; ni una chaqueta impermeable, de esas que nunca faltan en el guardarropa de los alcaldes. No pueden ser parte de un sistema arbitrario de eliminarlos según sople el viento; cuando empiezan las clases, o cuando pasa un huracán.

Y digo arbitrario, porque el IVU se suprimió hasta el domingo para las comidas preparadas, pero después de ese día mucha gente seguirá sin luz, y seguirá necesitando igual comer afuera. Al fin y al cabo, igual trato merecerían otros comercios y otros artículos, como los clavos o las maderas para reparar ventanas. Y las linternas. Y las baterías. Cosas casi tan preciadas como las comidas hechas.

Hay medidas importantes que se establecen en tiempos de crisis, ante la inminencia de eventos catastróficos: la congelación de los precios para que los comerciantes no se aprovechen de la necesidad. Claro que sí. Pero los impuestos no pueden ni deben entrar en el vaivén de la subjetividad. En esto sí, en aquello no. Ahora lo quitamos, ahora lo ponemos. En esto es más simpático, en aquéllo pasa inadvertido.

Se trata de una deformación política que busca el aplauso fácil, nada más.

Y lo triste es que el Gobernador, en esta coyuntura, no necesita de eso.

Ha lidiado correctamente con la crisis. Ha sido efectivo, ágil sin escándalo, algo que no puede decirse de otros gobernadores. Se le agradece en el alma que tuviera sentido de la contención, que se expresara con serenidad, que incluso diera respuestas contundentes. En lo peor del huracán, unos vecinos querían que el Gobernador fuese en persona, con diez bomberos y un ejército de suicidas a moverles una grúa de enfrente. Hay gente que pierde la brújula a la primera de cambio.

Ricardo Rosselló, en el pasado, ha sido blanco de burlas por su inexperiencia. Víctima de los llamados memes (que casi siempre son mezquinos, con él y con todo el mundo); del comentario facilón, de las bobadas de internet, por lo general hijas de la holgazanería.

Coincidí una vez con Rosselló en una larga reunión en este diario, antes de las elecciones. Contrario a otros candidatos, en esas mismas circunstancias, se mostró contenido. Parece que es cuestión de carácter. Y de urbanidad. Cuando salí de allí, le comenté a uno de sus detractores: “Será lo que será, pero es muy educado y sabe escuchar”.

Quizá en este caso haya escuchado demasiado. Pues esa recomendación de suspender el cobro del IVU, que representa una pérdida de tres millones de dólares para el fisco, va a traer cola cuando las aguas se nivelen y los bonistas (y la Junta) vuelvan a la carga.

Si en la caja de Hacienda sobraban tres millones, lo que hubiéramos preferido todos es que contrataran técnicos y celadores adicionales, aunque fuera en Alaska, y nos libraran de esta oscuridad boca de lobo. Las noches son terribles, aunque nos ahorremos tres o cuatro pesos en un restaurante.

Los impuestos no se tocan. 

La verticalidad fiscal, que es la columna vertebral de la economía de un país, se defiende contra viento y marea. Y esa es otra lección importante. Para los ciudadanos, para los acreedores, para los mercados que observan, y hasta para los que no tienen un libro que leer, ni hojarasca para rastrillar, y andan pintando memes en las redes.

Otras columnas de Mayra Montero

martes, 17 de octubre de 2017

Pirotecnia

Los supermercados y farmacias siguen desabastecidos. A niveles infrahumanos. No es posible encontrar un frasco de repelente de mosquitos, que es un artículo de primera necesidad.

domingo, 15 de octubre de 2017

La AEE: una infamia compartida

Mayra Montero pasa revista sobre las malas decisiones y peores gestiones en la cúpula administrativa de la corporación pública

domingo, 8 de octubre de 2017

Efluvios de la Donahue

Mayra Montero argumenta sobre el gobierno y su gestión para superar la profunda crisis tras el huracán

martes, 3 de octubre de 2017

Con las botas puestas

Mayra Montero, a casi dos semanas del terrible huracán María, comenta el escenario de desesperación en el país

💬Ver 0 comentarios