José Enrique Fernández

Tribuna Invitada

Por José Enrique Fernández
💬 0

Los jóvenes que reconstruirán a Puerto Rico

Mucho se habla de la necesidad de reconstruir a Puerto Rico y de los retos que supone una isla donde la emigración alcanza niveles insospechados y la educación pública enfrenta tiempos sumamente difíciles. Ambos factores se conjugan para preguntarnos cuál papel desempeñará nuestra juventud en ese proceso de reconstrucción.

Es mucha la tarea que el país tiene ante sí. Es impresionante lo que será necesario rediseñar, crear desde cero y evolucionar. Necesitamos ese talento joven para dar una nueva mirada a lo que sus antecesores hicieron, quizás con muchos defectos, pero casi siempre guiados con la misma buena intención que ellos de seguro tendrán. Este es el país que ponemos en sus manos al pasar el batón.

Nuestra isla es fuente inagotable de talento y esta generación es viva representación de ello. Casi a diario los medios reseñan casos de jóvenes que se destacan a nivel local e internacional en una amplia gama de disciplinas. En la Fundación Kinesis los vemos todos los días y hemos sido testigos de sus ilusiones y sus triunfos. Tenemos el privilegio de verlos crecer, acompañarlos en su formación, en la definición de su vocación y ayudarlos a establecer metas que los conviertan en seres humanos cabales, en ciudadanos comprometidos con su país.

Hoy estos jóvenes desafían el mal tiempo que atravesamos, activándose para que sus metas de estudio y profesionales no se frustren por la incertidumbre socioeconómica que amenaza con hacerse permanente. Los hemos visto involucrarse en sus comunidades como voluntarios y hacer actividades de recaudación para apoyar a nuestra gente, mientras siguen aprendiendo, dentro o fuera del salón de clases. Lo han hecho en Jayuya, Ponce, Yabucoa, hasta Syracuse University y Ohio State University, donde algunos de nuestros becados han realizado actividades para aportar a la recuperación del país.

Pero necesitamos que más jóvenes aseguren un futuro vinculado al progreso y a la calidad de vida de Puerto Rico. Para eso, necesitamos más adultos, instituciones, líderes de gobierno y privados, y familias enteras que sean sus mentores, que los incentiven a encontrar su ruta, su lugar en la reconstrucción del país. Somos responsables de darles el ejemplo e inculcarles la conciencia de su responsabilidad con Puerto Rico, no importa a qué parte del mundo lleguen para realizar sus metas.

El Puerto Rico del futuro depende de la aportación y del desarrollo de nuestros jóvenes. Su éxito y compromiso serán buenos para el país. Sembremos una generación responsable con Puerto Rico y su futuro. El ejemplo que brindemos es fundamental para lograr una cosecha de capital humano como nunca antes. Solo así reconstruiremos un mejor país.

💬Ver 0 comentarios