Angeli Rivera

Punto de vista

Por Angeli Rivera
💬 0

Los legisladores: ¿nos reforman o nos deforman?

No sé si es porque recientemente comencé a estudiar derecho o porque, luego del Verano del ‘19, estoy más consciente de la importancia de la democracia. Pero lo cierto es que hoy, más que nunca, me siento indignada de cómo en este país se pretende aprobar medidas que reformarían nuestros derechos humanos y nuestro ordenamiento democrático.

Recientemente, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, anticipó que en enero se llevarán a votación enmiendas al Código Civil que pretenden acercarnos un poco más al 1930, año de aprobación del Código Civil actual, en vez de acercarnos a las exigencias de los tiempos y al avance hacia la equidad. También anticipó la aprobación de la llamada “Reforma Electoral”, que alteraría nuestra democracia.

Lo más que preocupa de estas llamadas “reformas” es que derechos como el aborto, el reconocimiento al matrimonio independientemente de la orientación sexual y el embarazo subrogado, son parte de los derechos que se pueden ver amenazados, así como se ve amenazado nuestro sistema electoral. Me preocupa e indigna que no nos den ni siquiera una garantía de un proceso justo, a través de vistas públicas, de discusión ciudadana. ¿Cómo es posible que, tratándose de cambios tan trascendentales a nuestros derechos, no se escuche el sentir de la gente? Vale la pena preguntarnos, ¿nos reforman o nos deforman?

Al parecer, los presidentes de los cuerpos legislativos y muchos de los legisladores del partido en el poder poco o nada aprendieron del estribillo “somos más y no tenemos miedo”.

¿Cómo no indignarse cuando atentan contra nuestros derechos humanos, contra la transparencia de las elecciones, desmantelan la Universidad de Puerto Rico y se conforman con el salario mínimo que no nos da para vivir? No podemos permitir que estas personas, que le deben sus puestos al pueblo, sigan pasándole por encima a nuestros reclamos. Si no les quedó claro, después del Verano del ‘19, vamos a enseñarles que Puerto Rico sí está claro y que somos un pueblo que no se dejará pisotear nunca más.

Otras columnas de Angeli Rivera

💬Ver 0 comentarios