Joel Acevedo

Tribuna Invitada

Por Joel Acevedo
💬 0

Los maestros merecen mejor sueldo

Hace mucho tiempo escuché que la palabra “crisis” en chino tiene dos connotaciones, una es peligro y la otra es oportunidad. Si es cierto o no, no lo sé, pero me hizo bien asimilarlo así.

La crisis puede representar un peligro o el peligro puede generar esa crisis que demandará una acción de parte nuestra. En cualquiera de los casos, la oportunidad es un elemento importante. Y es que ante los momentos de crisis se presentan oportunidades de cambio, de ajustes, modificaciones y mejoras que a la larga permitirán que el proceso se vuelva más importante que incluso la supuesta amenaza.

El sistema de educación de nuestro país ha estado experimentando cambios, ajustes y un sinnúmero de modificaciones que pueden representar una amenaza para los maestros, nuestros educadores. Ante tales cambios los maestros han estado experimentando estrés y desgaste emocional (comparto con ellos en talleres casi a diario). Muchos han dejado gran parte de su vida en sus respectivas áreas de trabajo y posiblemente esos cambios pueden representar una amenaza fuerte para su zona de comodidad.

La disyuntiva

A lo siguiente le llamo una respuesta políticamente correcta, ya que no se toma un bando como tal. Sin embargo, así mismo es que realmente percibo la situación, tal como la voy a describir a continuación: Vamos, sabemos que la secretaria de Educación no es boricua pero juzgarla por eso sería un vil discrimen y justamente de eso mismo muchas veces nosotros los puertorriqueños nos quejamos. Veamos sus competencias profesionales. Ha tenido una trayectoria profesional exitosa, es la razón por la que está ahí. Los cambios que está haciendo los hace con la mejor (no tengo la menor duda de esto, aunque no la conozco) de las intenciones.

Por otra parte, yo entiendo que, si los cambios son necesarios para hacer el sistema más eficiente, deben incluir una reforma laboral para los maestros. Sí, así como lo lee. ¿Usted sabe cuántas horas trabajan los maestros? ¿Sabe cuánto trabajo se llevan para las casas? ¿Sabe cuánto dinero ponen de su bolsillo para materiales?  ¿Sabe cuánta energía emplean construyendo una clase? ¿Sabe cuánto su paciencia ha sido pulida para poder satisfacer y bregar con sinnúmeros de estudiantes todos los días?

Si se van a realizar cambios, comiencen considerando la paga de los maestros. Todo el trabajo que realizan para educar a nuestros hijos merece un sueldo más justo. Al final, si no deseamos ver a nuestros educadores desgastados emocionalmente, es importante que ellos se sientan retribuidos, a la par con el trabajo que realizan. Todos sabemos que la realidad económica de ellos no está en proporción con el trabajo que realizan a diario.

A fin de cuentas, si ellos se sienten bien y retribuidos se reflejará en la ejecución de su trabajo de transmitir enseñanza y provocar aprendizaje, de lo que nuestros estudiantes también se beneficiarán.

Otras columnas de Joel Acevedo

lunes, 29 de octubre de 2018

La memoria y la narrativa

El profesor Joel Acevedo Nieto argumenta sobre la importancia de la estructura narrativa para la activación de la memoria del ser humano

lunes, 1 de octubre de 2018

Microexpresiones de Kavanaugh

El neurocientífico Joel Acevedo analiza las expresiones del rostro del aspirante a juez Supremo durante las vistas en las que el letrado fue señalado por agresión sexual

domingo, 16 de septiembre de 2018

Crucial educar sobre los prejuicios

El profesor Joel Acevedo Nieto argumenta sobre las personas que “pensamos líderes” y hasta se reconocen como modelos, para resaltar la importancia de educar bien y no promover prejuicios

sábado, 1 de septiembre de 2018

Emprender y educar

El neurocientífico Joel Acevedo señala que el emprendimiento es un ente educador

💬Ver 0 comentarios