Raymond Pérez

Tinta Boricua

Por Raymond Pérez
💬 0

Los nerds están matando el béisbol

Juan “Igor” González fue claro al definirse como dirigente de Puerto Rico en el béisbol de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia: “(Soy) un dirigente que trabaja con las cosas pequeñas del béisbol, esas que a veces ya ni se usan. Si tengo que tocar para adelantar un corredor, lo haré, un bateo y corrido, que si robar una base, traer un zurdo contra un zurdo, etcétera… Así es que yo juego esto, combinado, claro está, con la pelota moderna. Pero, lo importante es hacer carreras como sea. Así dirijo”.

Durante la transmisión de uno de los partidos en Barranquilla, el narrador José Rafael “Palillo” Santiago, elogió la estrategia de González, quien utilizó un corredor emergente, ordenó un toque de sacrificio y hasta un doble robo de base, bueno para producir carreras. Santiago arremetió contra los sabermétricos y los nuevos ‘sabiondos’ del béisbol. “Así es que se juega la pelota”.

El exgerente general de Oakland, Billy Beane, y el graduado en estadísticas de la Universidad de Havard, Paul DePodesta, le dieron un giro al juego. Usando métricas, números, estadísticas y mil cosas más, lograron darle nuevos aires ganadores a Oakland desde el 1997. La meta: construir un equipo con una nómina bajita y ganar juegos con peloteros que respondieran a situaciones particulares del partido, sin necesariamente ser estrellas.

Y les funcionó. No ganaron una Serie Mundial, pero desde el 2000 ganaron seis veces la división Oeste de la Liga Americana. Al ver esos resultados, muchos se montaron en la ola de Beane.

Pero, del 2016 para acá, suenan voces que maldicen la sabermetría y a los nerds. El exrelevista de los Yankees, Goose Gossage, fue el primero. “El juego se está convirtiendo en una maldita broma debido a los nerds que lo están manejando. Estos muchachos jugaron béisbol de fantasía en Harvard… Ellos no saben ni mie...”, indicó el retirado lanzador a ESPN.

Días atrás, el recién retirado jardinero, Jayson Werth, le puso ‘sal a la herida’. “Tienen a todos estos súper nerds, como yo los llamo, en puesto de la alta gerencia que no saben nada de béisbol, pero les gusta hacer proyeccciones de números y de jugadores... Creo que están matando el juego”. Pero, no se quedó ahí: “Estos niños de MIT, Stanford o Harvard, o donde sea que hayan salido, nunca han jugado béisbol en sus vidas. Cuando hablan sobre cambios en las posiciones en defensa, uno pregunta, ¿acaso debería poner un toque en aquella dirección? Y ellos responden: ‘No, no hagas eso. No queremos que hagas eso. Queremos que batees un jonrón’. Para mí eso no es béisbol”.

Apueste a que en breve se sumarán nueva voces contra los nerds.

Otras columnas de Raymond Pérez

martes, 22 de enero de 2019

Con una buena baraja bajo la manga

En diciembre del 2018, la Junta de Directores del BSN determinó que impondría un nuevo tope salarial de $40,000 para el torneo. A inicios de este mes, la Asociación de Jugadores aprobó un voto de huelga de mantenerse este nuevo tope salarial y la pasada semana su presidente, Carlos Rivera, insistió en que se debería jugar con el tope salarial del 2018, es decir $60,000. Un día más tarde de las declaraciones de Rivera, algunos apoderados del BSN volvieron a insistir en defender el tope salarial justificando que algunas franquicias no podrían cumplir económicamente con los compromisos de un tope salarial de $60,000. Y fueron a más… si los jugadores quieren resolver el asunto, que traigan soluciones.

martes, 8 de enero de 2019

$40,000 por jugar en el BSN, ¿buen negocio?

Dos tormentas, de nombres Irma y María, junto a una Junta de Supervisión Fiscal impuesta por el gobierno federal, trajeron unos lodazales que amenazan con darle un azote a los cimientos del Baloncesto Superior Nacional (BSN), que no sufre un fuerte percance desde los tiempos del caso federal de David Ponce en 1984.

💬Ver 0 comentarios